Septiembre 23, 2019, 17:58:52 pm

Autor Tema: Tenis  (Leído 42936 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Send89

  • Tricampeón
  • ***
  • Mensajes: 3982
  • F1
Re:Tenis
« Respuesta #340 en: Junio 09, 2014, 16:50:44 pm »
Siendo tan superior en Roland Garros si lo veo posible.

Decir que en Wimblendon (o como se diga xD) Nadal solo tiene que defender 10 puntos, por lo que se distanciara aun mas de Djokovic en la clasificacion

Desconectado angar

  • Heptacampeón
  • *******
  • Mensajes: 7967
Re:Tenis
« Respuesta #341 en: Junio 09, 2014, 17:44:40 pm »
Y Nadal se encuentra a 3 Grand Slams de igualar a Federer. ¿Lo veis posible?
Ultimamente no le veo muy fino, vuelve a tener molestias, ahora con la espalda, ayer, mientras celebraba un punto, se le dobló la rodilla hacia atrás (no se si lo visteis)... pero es un luchador, tiene solo 28 años, creo que aun le quedan muchos en el tenis si una lesion no se obliga a colgar la raqueta antes de tioempo, asique 3 más si que los veo, lo que no se yo es si Federer aun puede ganar alguno más, que también es posible...
twitter: @valanggar

Desconectado Nika

  • Hexacampeón
  • *****
  • Mensajes: 6157
Re:Tenis
« Respuesta #342 en: Junio 09, 2014, 20:54:49 pm »
Lo de Nadal es impresionante!
A veces necesitamos un poco de SUR, para poder ver el NORTE

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 944
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #343 en: Julio 08, 2014, 21:26:54 pm »
Djokovic venció a Federer en el 5° set y ganó el título de Wimbledon



LONDRES - La cuarta fue la vencida. Luego de tres finales seguidas de Grand Slam con caída (en el medio perdió en cuartos de Australia), Novak Djokovic pudo quebrar la racha y se alzó con su segundo título en Wimbledon. El serbio se impuso a Roger Federer por 6-7 (7), 6-4, 7-6 (4), 5-7 y 6-4 y de paso regresó al número uno del mundo.

Final de altísimo vuelo, con idas y vueltas. Djokovic, en definitiva, fue un poco más gracias a su devolución y lo terminó cerrando en cinco set luego de haber atravesado algunas dudas en el cuarto, en el que llegó a tener una ventaja de 5-2 y contó con un match point en el 5-4 ante el saque de Federer. El serbio sumó su séptimo título de Grand Slam, mientras que el suizo se quedó en la puerta de sumar su octava corona en el All England y 18ª en Major.

El partido tuvo un inicio superlativo, con un gran nivel de ambos. Y también con contrastes. Si bien ambos tuvieron a su servicio como gran aliado, como se esperaba, hubo diferencias entre los planteos. Djokovic buscó imponer su sello desde el fondo, con la intención de mover a Federer para que no pegue cómodo en el lugar. El suizo, por su parte, cortó el ritmo de los peloteos con efectos, aberturas y subidas a la red. Todo muy parejo, con una leve ventaja en los juegos de saque para el serbio.

Con paridad absoluta, la historia del primer set se definió en el tie break. Federer tomó la ventaja (3-0), pero no pudo mantener el control de las acciones y, con buenas devoluciones, Djokovic logró dar vuelta el momento para quedar con chance para set. Y en dos ocasiones. Pero en el instante que más lo necesitaba, su primer saque no funcionó. El suizo, opuesto. Pasó del 6-7 al punto para set con un ace y un servicio ganador. Y en el turno de la devolución, se valió de un revés a la red del serbio para quedarse con el set inicial.

Djokovic, pese al impacto de quedar abajo, jamás perdió el eje y tuvo en sus devoluciones al principal arma del segundo parcial. Hizo jugar a Federer en los primeros dos games de saque: contó con break point en game inicial del set y quebró en el tercero, juego en el que mandó una pequeña alerta por una caída en el piso (con posterior atención médica en un tobillo). El serbio revalidó la ventaja con su saque, en un game largo y reñido. Y de ahí, todo suyo. Sólo tuvo que soportar la presión de estar con chance de quiebre abajo en el 5-4. Lo cerró con autoridad; y set iguales.

El tercer set, de los sacadores. Pocos errores y mucha superioridad en el turno del servicio. Sólo Djokovic, en un momento tenso, puso en aprietos a Federer en el 5-5. Pero el suizo, con dos saques ganadores, salvó los dos puntos de quiebre en contra. Nuevamente el tie break, aunque con una clara diferencia al del primer set: todo del serbio. El máximo favorito del certamen tomó un rápido control, aprovechó una serie de imprecisiones de su oponente y logró la ventaja de 2-1 en sets tras imponerse por 7-4.

Djokovic se hizo dueño de las acciones con la ventaja en el marcador. Y dio un golpe de efecto al quedarse con el saque de Federer en el cuarto game para el 3-1. Parecía todo listo, pero no. El suizo quemó el resto, con un juego agresivo y tomando mayores riesgos: como resultado, ganó el servicio del serbio por primera vez en el partido. Sin embargo, el balcánico no se dejó llevar por el momento. Volvió a golpear con la devolución y luego sí, en un game durísimo y con mucha presión, logró la ventaja para el 5-2. ¿Listo? No, hubo más dramatismo. Federer volvió a quebrar.

El serbio se fue del partido, decididamente. Es cierto que tuvo un punto de partido, salvado por el suizo con un saque ganador, pero la semblanza de Djokovic no era la misma. Y así lo reflejó en el décimo game con su servicio: errores, doble falta y 0-40. Federer no dudó. Continuó con su repertorio ofensivo, tomando grandes riesgos con su revés y firmó el set por 7-5 para forzar la definición a un quinto parcial.

Sin resto. Djokovic se mantuvo al frente desde el inicio, a pesar de dos momentos de incertidumbre: pidió asistencia médica en el 2-1 y pareció tener poca movilidad; y luego supo levantar un punto de quiebre en el séptimo game. Superó las adversidad y encontró algunos huecos en el juego de Federer, que fue perdiendo el timming en sus golpes. El suizo logró salvar un triple break point a puro saque en el octavo juego, pero volvió a quedar en la cornisa en el cierre. Y no pudo salir adelante. El serbio ahora sí no dudó, supo cómo cerrarlo y se quedó con su segundo título de Wimbledon.

http://espndeportes.espn.go.com


El nacionalismo es el germen de todas las guerras

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 944
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #344 en: Julio 08, 2014, 21:28:13 pm »
Wimbledon: sorpresón de Sock y Pospisil en la final ante los Bryan



LONDRES - Inolvidables 15 días para el estadounidense Jack Sock y el canadiense Vasek Pospisil. Hasta Wimbledon, jamás habían jugado un torneo como dupla. Dos semanas después, dejan la cancha central del All England como campeones, luego de vencer en cinco sets a la pareja N°1 del mundo: Bob y Mike Bryan.

Fue 7-6 (5), 6-7 (3), 6-4, 3-6 y 7-5 para Sock y Pospisil, en un partido con apenas cinco quiebres de servicio en 57 games y un acumulado de 42 aces. Fue tal la paridad que los Bryan terminaron ganando tres puntos más que sus rivales.

Sock llegaba con semifinales de Miami (junto a Ryan Harrison) como mejor resultado en la temporada. Pospisil arrastraba 11 caídas en sus últimas 13 presentaciones. En Londres, dejaron en el camino, de manera consecutiva, a los octavos, segundos, quintos y primeros sembrados. Tan increíble como contundente.

"Nuestros estilos encajan a la perfección. En el torneo nos fuimos complementando cada vez mejor y eso nos trajo hasta aquí. Somos un equipo peligroso", reflejó Pospisil, que no registraba finales en el máximo circuito.

Para los Bryan, en tanto, sigue la "mala racha" en los Grand Slams de 2014: en Australia cayeron en octavos; en Roland Garros, en cuartos. En las últimas 12 temporadas, solo en 2004 terminaron en blanco en los Majors.

http://espndeportes.espn.go.com
El nacionalismo es el germen de todas las guerras

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 944
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #345 en: Julio 08, 2014, 21:33:13 pm »
Petra Kvitova fue contundente y sumó otro título en Wimbledon



LONDRES - Solidez y contundencia en la definición en la rama femenina de Wimbledon. Petra Kvitova, sexta preclasificada, arrasó a Eugenie Bouchard, 13ª favorita, y la venció por 6-3 y 6-0, en apenas 55 minutos de juego, en la final de Wimbledon.

En el primer parcial, Kvitova sacó una rápida ventaja. A fuerza de devoluciones agresivas se adelantó hasta ponerse 5-2 y servicio en el primer parcial. Sin embargo, el octavo game quedó del lado de Bouchard, que no pudo confirmarlo con su servicio. Por eso, el primer set fue 6-3 para la campeona en 2011.

En el segundo, la diferencia se acentuó, de tal manera que la europea se adelantó 5-0, dominando en velocidad a su rival, que ya se sentía totalmente frustrada. Solamente la lluvia podía parar el andar de Kvitova. Pero nunca llegó. Por eso, fue sólida victoria de Kvitova por un claro 6-3 y 6-0.

La diferencia y el trámite del juego se magnifica en los números: la campeona sumó 28 tiros ganadores y apenas 12 errores no forzados, mientras que la finalista, que poco pudo hacer ante la potencia de Kvitova, acumuló 8 y 4, respectivamente.

Pero hay algo más: Bouchard solo ganó el 46% de los puntos que jugó con el primer servicio y el 36% con el segundo, cifras insostenibles para una definición de este calibre.

La checa, que desde el lunes será N°4 del mundo, llegaba con una pequeña ventaja al partido decisivo. Contaba con el aval de la experiencia, por haber sido campeona en Londres en 2011, y con la ventaja de haber ganado el único antecedente, en Montreal 2013 (6-3 y 6-2).

La canadiense, por su parte, buscaba equilibrar la balanza con la confianza lograda por su gran temporada. Hizo, al menos, semifinales en cada uno de los Grand Slam y aún no había perdido sets en estas dos semanas. En su primera final, iba en busca de su primer título de Major.

Bouchard, más allá del desenlace en la definición, escribió una página importante en la historia tenística de su país. Fue la primera, tanto en hombres como mujeres, en jugar una final de Grand Slam. Además, aseguró el ranking más alto para una canadiense, honor hasta ahora posesión de Carling Bassett-Seguso, quien fuera N°8.

Kvitova arribó a la definición apenas cediendo un parcial, en tercera ronda ante Venus Willims. En sus últimos dos encuentros venció a sus compatriotas Lucie Safarova y Barbora Zahlavova Strycova, dos de las revelaciones del certamen. Además venció a Shuai Peng, Mona Barthel y Andrea Hlavackova.

La checa terminó en Londres una mala racha en los Grand Slam, dado que desde Wimbledon 2013 que no iba más allá de la tercera ronda. Justamente en el césped se dieron sus mejores resultados, sin bajar de los cuartos de final desde 2010. Fue su segunda final en Major, tras su título en el All England Club en 2011.

http://espndeportes.espn.go.com


El nacionalismo es el germen de todas las guerras

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 944
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #346 en: Julio 08, 2014, 21:35:36 pm »
Wimbledon: Errani y Vinci lograron el Grand Slam de carrera en dobles



LONDRES - Sara Errani y Roberta Vinci vencieron con contundencia a Timea Babos y Kristina Mladenovic en la final del dobles femenino de Wimbledon, alzaron su quinto trofeo Major y se convirtieron en la quinta dupla en la historia que completa el Grand Slam de carrera.

La pareja italiana se impuso por 6-1 y 6-3, en apenas 56 minutos de juego, con buenos números al servicio (71% de primeros y 31/42 en total) y atacando el segundo saque de la dupla rival, que allí cedió 20 puntos sobre 25 en disputa.

En singles, Errani y Vinci ya suman entre ambas 16 participaciones en Wimbledon sin acceder una sola vez a los cuartos de final. Aquí, se volvieron a hacer fuertes en dobles y alcanzaron su 20° título en el circuito.

"No tengo palabras para explicar lo que significa esto para nosotras. Estuvimos pensando en esto todo el día. Es muy especial. Nunca imaginé lograr algo así con mi mejor amiga", retrató Errani tras la final.

Y siguió: "Somos un equipo que se extiende al día a día: estamos siempre juntas con nuestras familias, nuestros entrenadores. Incluso cuando no jugamos dobles. Eso es algo muy importante: nos ayudamos mutuamente. Sabemos qué aportarle a la otra".

http://espndeportes.espn.go.com
El nacionalismo es el germen de todas las guerras

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 944
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #347 en: Septiembre 14, 2014, 21:47:08 pm »
Marin Cilic venció a Kei Nishikori y ganó el título del US Open



NUEVA YORK - Autoridad, determinación, jerarquía y un partido soñado. Marin Cilic hizo todo bien en, seguramente, el día más importante en su carrera deportiva. Jugó un tenis brillante y sin fisuras para vencer a Kei Nishikori por 6-3, 6-3 y 6-3 en la final del US Open. Premio doble para el croata: primer título de Grand Slam y regresó al Top 10. El japonés, por su parte, se va con un sabor agridulce por no haber plasmado el gran nivel que tuvo a lo largo de estas dos semanas.

El partido se le empezó a abrir muy rápido a Cilic. Estuvo contra las cuerdas en el primer game con su servicio, sorteó con entereza el desafío inicial y rápidamente tomó el control de las acciones. Vio dudas en el juego de Nishikori y apostó a ganador: fue agresivo con su devolución, con una derecha intratable y revés cruzado que hizo estragos, y consiguió un quiebre que movió el eje del duelo. De ahí, al cierre del set por 6-3.

El croata no dejó levantar al pupilo de Michael Chang y Dante Bottini. Con el envión de la ventaja, apretó sobre el servicio del japonés y volvió a quebrar. Y, acto seguido, tuvo una gran reacción con su saque: levantó dos puntos de quiebre y quedó 3-1. Todo bajo control ante un Nishikori que no se sentía cómodo al momento de impactar la bola. Una clara falta de firmeza y velocidad en sus tiros. Sobre rieles, con una nueva rotura, sacó ventaja de dos sets.

Al igual que en semis ante Federer, Cilic apuntó a cerrar la historia en parciales corridos. Golpeado en lo anímico, pese a no bajar los brazos, Nishikori se fue rindiendo sobre los winners del croata, que enseguida logró un par de games de ventaja (3-1). Estuvo en apuros en el séptimo game con su saque, pero demostró contundencia y jerarquía para salir de los momentos difíciles. Sólo eso le faltaba para cerrar el día de manera perfecta. Y no falló: con su servicio, le puso punto final a la historia y se consagró campeón de un Grand Slam por primera vez en su carrera.

El pupilo de Goran Ivanisevic, además de Nishikori y Federer, venció en su camino a la corona a Tomas Berdych (también en sets corridos), a Gilles Simon (en un quinto parcial), a Kevin Anderson, a Illya Marchenko y a Marcos Baghdatis. Un enorme premio para el croata, quien hace unos meses vivió un momento muy delicado en su carrera.

Nishikori se marchó -tal vez- traicionado por los nervios y por momentos algo frenado en lo físico, luego de recientes tres durísimas victorias en cadena: Djokovic, Stan Wawrinka y Milos Raonic. En su camino en Flushing Meadows también quedaron Leonardo Mayer, Pablo Andújar y Wayne Odesnik.

Cabe destacar que este partido significó la primera final en el US Open de dos jugadores debutantes en definiciones de Grand Slam desde que Patrick Rafter venciera a Greg Rusedski en 1997. Esa además fue la última final del US Open sin un Top 10. Y se trató de la primera final de Grand Slam entre dos debutantes en esta instancia desde Roland Garros 2005, cuando Rafael Nadal derrotó a Mariano Puerta.

www.espn.com.ar




-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Cilic, o cómo olvidar en ocho meses una sanción por dopaje
El croata regresó en enero a las pistas tras haber estado nueve meses sin jugar
Con su compatriota Goran Ivanisevic como entrenador, ha mejorado su tenis potente y físico, pero sobre todo ha comenzado a sentirse feliz compitiendo



Cilic besa el trofeo del US Open, primer Grand Slam que logra en su carrera

El tenis croata, 13 años después de haber ganado un título de Grand Slam, vuelve a conseguir otro, gracias a Marin Cilic, un joven de 25 años, que vio cumplido su sueño en la pista central Arthur Ashe Stadium, de Flushing Meadows, ocho meses después de haber cumplido con una suspensión por dopaje.

Nadie, ni el mismo Cilic, podía pensar el pasado enero cuando cumplió el castigo de nueve meses que le impuso la Federación Internacional de Tenis (ITF) por el consumo de niketamida, podría pensar que le esperaba la gloria de ser el nuevo campeón del Abierto de Estados Unidos.

El tenista croata aunque explicó a la ITF que dicha sustancia entró en su organismo al consumir tabletas de glucosa Coramina que él mismo adquirió en una farmacia y un tribunal independiente entendió que Cilic consumió niketamida sin saberlo y que no lo hizo para incrementar su rendimiento en el Abierto de Munich, la mancha estaba ahí. No sólo lo apartaban de la competición sino que además su nombre entraba a formar parte de la lista de los marcados por la sombra del dopaje.

Dos alegrías previas

Pero Cilic dejó a un lado el incidente, se centró en restablecer de nuevo su carrera profesional y lo hizo de la mano de su compatriota y excampeón de Wimbledon, Goran Ivanisevic, que le dio nueva proyección a su tenis potente y físico, pero sobre todo le hizo sentirse feliz y divertido cuando competía.

Los frutos no se hicieron esperan y antes de llegar al Abierto de Estados Unidos logró los títulos de Delray Beach y Zagreb, ambos disputados en superficie dura, el segundo en pista cubierta.

La pesadilla de la suspensión había quedado atrás, pero faltaba dar todavía el salto cualitativo que muchos consideraban se merecía debido a las grandes cualidades que posee como tenista, su poder físico, la gran cobertura que hace desde el fondo de la pista y un saque de auténtica pesadilla para el rival.

Ese momento llegó en las pistas de Flushing Meadows, donde desde que comenzó a disputar su sexto Abierto de Estados Unidos demostró estar en plenitud de forma, dispuesto a ser protagonista, aunque en las primeras ronda pasase desapercibido y toda la atención se centrase en las grandes figuras como el serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, y el legendario Roger Federer, tercero.

El quinto set ante Simon

Sin embargo, Cilic avanzaba con seguridad al ganar fácil los partidos que disputó contra el chipriota Marcos Baghdatis, el ucraniano Illya Marchenko y el sudafricano Kevin Anderson (18). Luego le llegó la primera prueba de fuego, el francés Gilles Simon (26), que fue el que más daño le hizo con su tenis al obligarlo a disputar cinco sets antes de ganarle.

"Empecé a jugar absolutamente increíble desde el quinto set con Simon y a partir de entonces empezó una carrera increíble de victorias contra los grandes favoritos", afirmó Cilic, que había llegado a Nueva York como decimocuarto cabeza de serie.

Pero a partir de ese momento, en los cuartos de final, su mejor clasificación en el Abierto de Estados Unidos, que ya había conseguido en el 2009 y 2012, Cilic comenzó a ser visto como un rival a tener en cuenta. Algo que demostró tras eliminar al checo Tomas Berdych, sexto cabeza de serie, que nunca pudo responder ante el mejor tenis y el poder físico de Cilic y lo arrolló en tres sets.

"A los últimos partidos llegaba pensando que tenía que trabajar duro para poder ganar y teniendo en cuenta todo esto, es realmente un milagro haber terminado así", comentó el tenista, que se acaba de embolsar tres millones de dólares por su victoria.

Contra la lógica de la estadística

Estar en las semifinales del Abierto de Estados Unidos no es algo que se consigue solo en base al haber tenido algo de suerte de su lado en determinado partido, como pudo ser frente a Simon, todo lo contrario, es el producto de haber jugado muy bien.

Eso fue lo que hizo ante el penúltimo obstáculo que le faltaba superar para llegar a la gran final y que no era otro que tener que ganar al legendario Federer, el tenista con 17 títulos de Grand Slam, incluidos cinco consecutivos que ganó en el Abierto de Estados Unidos.

Cilic arrolló de principio a fin a un Federer, que lo había ganado en los cinco enfrentamientos anteriores como profesional, pero que en la pista central Arthur Ashe Stadium, el único protagonista que hubo e impuso su tenis poderoso fue el jugador croata.

Mientras tanto, en la parte superior del cuadro también acontecía una victoria inesperada, la del joven japonés de 24 años, Kei Nishikori, que eliminó en semifinales contra todo pronóstico a Djokovic, el gran favorito. De nuevo, Cilic llegaba al enfrentamiento con Nishikori en desventaja en cuanto a las estadísticas anteriores al tener sólo dos triunfos por cinco derrotas.

Por todo Manhattan

Pero esta vez, Cilic sabía que era superior en todos los frentes a Nishikori, que como el resto intentó descifrar y contrarrestar el tenis poderoso de su rival, pero le fue imposible y por eso perdió 6-3, 6-3 y 6-3, ante un rival que se consagró como nuevo campeón del último torneo de Grand Slam de la temporada.

"Me han dicho que mañana me espera un día largo y como volvemos a casa por la noche, la celebración va a ser esta noche por todo Manhattan, así que espero que no sea la cuarta parte de 'Resacón en Las Vegas'", respondió sobre cómo piensa celebrar el triunfo.

El gran reto que ahora le espera a Cilic es demostrar si de verdad ha llegado para poner punto final a la era de los 'Big Four' o se trató simplemente de un sueño de verano que vio cumplido en Nueva York.

www.elmundo.es
El nacionalismo es el germen de todas las guerras

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 944
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #348 en: Septiembre 14, 2014, 21:54:18 pm »
Serena sigue haciendo historia en el Abierto de los Estados Unidos



NUEVA YORK - Serena Williams agranda su leyenda. Esta vez, Caroline Wozniacki fue su víctima a quien venció por 6-3 y 6-3. Así, la estadounidense, número uno del mundo, se quedó con la final del US Open por sexta vez en su carrera. Además, 18° título de Grand Slam.

El primer set fue bien extraño: desde que Serena se puso 2-0, cinco quiebres consecutivos marcaron la tendencia del parcial, hasta el 6-3 de la número uno del mundo, sumando 15 winners contra apenas uno de su rival.

En el segundo, Serena volvió a golpear primero, se adelantó 2-0 y gozó de todas las posibilidades: tiros casi inalcanzables para una Wozniacki que corría de un lado al otro de la cancha buscando estirar el punto. En vano. Se vio desbordada al punto de que su rival totalizó 23 tiros ganadores (y 23 errores no forzados) contra apenas 4 (15 errores de la europea. Fue 6-3 y 6-3 para la menor de las Williams y título número 18, nada menos, a nivel de Grand Slam.

Serena alcanzó así más que un torneo soñado, en el que nunca bajó la intensidad y no perdió más de seis games por partido. Sumó su título N°18 de Grand Slam, alcanzó a las históricas Chris Evert y Martina Navratilova, que se ubican en la segunda posición de máximas ganadoras en la Era Abierta. Por delante, en la Era Abierta tiene apenas a Steffi Graf, con 22 conquistas.

Wozniacki, mientras tanto, sigue sin sacarse la espina. En una parte temporada que la ve totalmente renovada, la danesa disputó su segunda final de Grand Slam (US Open 2009) pero esta vez tampoco pudo. De todas maneras, ya se aseguró su vuelta al Top 10, tras haber perdido este honor tras el Abierto de Australia. La exnúmero uno del mundo, posición que ocupó 67 semanas, será N°9.

En el camino a la final, cabe destacar, la estadounidense no había cedido sets y apabulló a cada una de sus rivales, incluida a Ekaterina Makarova en las semifinales, a la que derrotó por 6-1 y 6-3. Antes venció a Flavia Pennetta (6-3 y 6-2), Kaia Kanepi (6-3 y 6-3), Varvara Lepchenko (6-3 y 6-3), Vania King (6-1 y 6-0) y Taylor Townsend (6-3 y 6-1).

En la definición, siguió su tónica. En el primer Grand Slam del año que la vio al menos en cuartos de final, aprovechó el envión y la confianza para otra conquista histórica. Además, por ser la mejor en la gira previa, "US Open Series", embolsó cuatro millones de dólares por el título. Récord absoluto en el tenis profesional.

www.espn.com.ar




------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Serena iguala los 18 'majors' de Evert y Navratilova
Sexto título en Nueva York para la apabullante 'número uno'
Wozniacki no pudo ofrecer réplica en 75 minutos (6-3 y 6-3)
Los 22 títulos de Grand Slam de Graff no parecen una quimera



Serena Williams, con su sexto trofeo del US Open

Serena Williams revalidó el título del Abierto de Estados Unidos al vencer a la danesa Caroline Wozniacki, décima favorita, en apenas 75 minutos (6-3 y 6-3). Su sexto campeonato en Nueva York y el decimoctavo Grand Slam de su carrera, con el que iguala a Chris Evert y Martina Navratilova y se sitúa a sólo cuatro de Steffi Graf.

Nueva York no se le resiste a la número uno del mundo, ganadora también de las ediciones de 2013 y 2012, con ganas de sumar al menos un 'grande' en la última opción del curso, algo que se está convirtiendo en rutina.

Su buena amiga Wozniacki fue una nueva víctima de su juego agresivo e imposible casi de defender cuando suelta la derecha. Sin embargo, en el primer set se vivió una dura batalla entre ambas, un intercambio de 'breaks' en el que terminó reinando la favorita.

Seis copas en 2014

Después, los inagotables golpes ganadores de la tenista local le pusieron en ventaja ya desde el primer juego del segundo parcial. Serena no bajó el ritmo y se llevó la final con un 'break' más. La número uno sigue creciendo. Ya son 63 conquistas en su carrera y seis en 2014: Stanford, Roma, Miami, Brisbane y Cincinnati hace tres semanas.

"Felicito a Serena por el triunfo porque ha jugado mejor que yo y se mereció ser campeona", declaro la ex número uno. Por su parte, Williams reconoció que era muy emotivo el haber podido ganar su decimoctavo 'major' en la ciudad donde conquistó el primero.

"Es algo muy especial y estoy emocionada, pero es maravilloso", destacó Williams en la ceremonia de entrega de trofeos. "Mi sentimiento en una gran felicidad", declaró, tras ser agasajada por Evert y Navratilova, a las que ya puede mirar de igual a igual en la lista de todos los tiempos.

www.elmundo.es
El nacionalismo es el germen de todas las guerras

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 944
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #349 en: Septiembre 24, 2014, 21:08:40 pm »
Se retira Na Li, la tenista que logró triunfar después de rebelarse ante el poder de China



Na Li ha decidido poner fin a su carrera deportiva. A sus 32 años, la tenista asiática más exitosa de la historia se ha visto 'obligada' a dejar el deporte en activo por culpa de las lesiones, después de ganar dos 'Grand Slam' y convertirse en un verdadero icono en su país. Pero pese a ser una de las jugadores más reconocidas del continente asiático y ser una referencia del deporte chino, su éxito llegó gracias a su constancia y a su fortaleza para enfrentarse al poder de su país, uno de los más restrictivos del mundo con respecto a la libertad del individuo, incluso para los deportistas.

Con 9 títulos en sus vitrinas, tuvo el honor de convertirse en la primera tenista asiática en llegar a la final de un Grand Slam y, posteriormente, en la primera en conseguir un título, tras lograr hacerse en 2011 con Roland Garros y en 2014 con el Open de Australia. Llamada a seguir peleando por engrosar su palmarés, sus continuos problemas de rodilla la han obligado a dejar el tenis. Desde hace algunos años, Na Li se veía obligada tras cada campeonato a viajar a Alemania, donde un recuperador le trataba las articulaciones. Pero el dolor llegó a puntos extremos, decidiendo que la retirada era la mejor opción.

Desde muy joven, Na Li estuvo ligada al deporte. Con sólo seis años, comenzó a jugar al bádminton, deporte que practicaba su padre de manera profesional, pero después de unos años, decidió dar el salto hacia el tenis. Uno de sus entrenadores, Xia Xiyao, convenció a los padres de la joven de que cambiara de deporte, pues sus condiciones eran las idóneas para triunfar al más alto nivel. Y, valorando sus logros en la WTA, lo cierto es que aquel técnico no se equivocaba lo más mínimo. Pero su camino para conseguir brillar en el tenis mundial no iba a ser nada sencillo.

Obligada a competir y entrenar bajo los cánones marcados por el gobierno chino, se unió al Equipo Nacional de Tenis de China en 1997, para convertirse en jugadora profesional sólo dos años más tarde. Pero las exigencias estaban por encima de lo que la jugadora estaba dispuesta a tolerar, una situación que explotó en 2001: su incipiente relación sentimental con un compañero de equipo -Jiang Shan, que se convertiría en su futuro marido-, no gustó lo más mínimo en China. Así, tras varias amenazas, el gobierno aprovechó su bronce en los Juegos Nacionales Chinos para castigarla.

Un golpe que la hizo cambiar su forma de pensar

Después de conseguir el bronce en aquellos campeonatos, en el podio iba a recibir su 'castigo' por su actitud. Jiang Xiuyun, jefe del equipo nacional de tenis, procedió a colocarle la medalla en el cuello y, tras ello, iba a soltar una bofetada a la jugadora. Extrañada y dolida, Na Li se llevó la mano a la mejilla. Pero los medios chinos pronto salieron al paso del citado vídeo: desde el 'gigante' asiático se aseguró que se trataba de un gesto familiar para animar a la tenista por no haber conseguido el resultado esperado, aunque para el resto del mundo significaba claramente lo que significaba.

Un año después, en 2002, anunciaba que dejaba el equipo nacional chino para empezar sus estudios universitarios de Periodismo, aunque no se trataba más que de una excusa para empezar a competir al más alto nivel sin el control tan estricto de su país. Tras dos años alejada de las pistas, en 2004 regresó con todas las ganas del mundo en busca de mejorar los resultados, consiguiendo convertirse en la primera mujer asiática en ganar un título de la WTA, tras hacerse con la victoria final en Guanzhou, lo que le permitió entrar por primera vez en el Top 100.

Ese mismo año decidía que había llegado el momento de dedicarse en cuerpo y alma al circuito de la WTA, pero sus primeros años no fueron demasiado positivos, pese a alcanzar alguna final y buenos resultados en Grand Slam, como los cuartos firmados en Wimbledon en 2006. Pero entonces decidió que había llegado el momento de cambiar: en 2008, tras enterarse de que China había ideado una reforma fiscal que provocaba que el 65% de sus ganancias fueran a parar a las arcas del Partido Comunista, además de imponerle su cuerpo técnico, Li Na inició su revolución.

Momento de comenzar a 'volar sola'

Pidió públicamente separarse del sistema deportivo chino, lo que le costó graves críticas por parte del Gobierno. Pero tras una dura negociación, consiguió pactar sólo ceder el 12% y poder decidir quién sería su entrenador, una excepción que se aplicó a las cuatro mejores tenistas del momento y denominada 'Fly Alone'. Aquel joven por el que se ganó el tortazo en 2001 y con el que se casó en 2006, Jiang Shan, pasó a ser su entrenador, y los resultados empezaron a llegar: el título en Gold Coast, tres semifinales y la cuarta plaza en los Juegos de Pekín le daban la razón a Na Li.

Los títulos comenzaron a llegar, y su mejora deportiva fue evidente, pero se vio obligada a tomar un cambio. Que su marido también fuese su entrenador empezó a afectar a su relación matrimonial: "No es fácil conciliar ser marido y entrenador. Nos gritábamos tanto que en China llegaron a decir que nos habíamos divorciado porque siempre nos veían chillando", aseguró, por lo que decidió cambiar de técnico. Primero el sueco Thomas Högstedt y después el danés Michael Mortensen fueron los elegidos, una enseñanzas que permitieron a la tenista china a convertirse en campeona de Roland Garros en 2011.

Su victoria le hizo recibir importantes reconocimientos en su país, que incluso la pudieron traer más de un problema. Su triunfo en la arcilla parisina dio lugar a que le ofrecieran un puesto de responsabilidad política en China, que la propia Na Li se encargó de rechazar. Sus reticencias con la burocracia de su país natal la habían traído más de un problema, lo que dio lugar a que ni se lo pensara. En el habitual tono de broma que la caracteriza, anunciaba su negativa de manera pública con humor: "Lo siento, no soy capaz de manejar a otros, sólo a mi marido Jiang Shan".

Último problema político y retirada de las pistas

Había llegado el momento de seguir mejorando, pero sus rodillas empezaron a fallar. Continuos problemas en sus articulaciones provocaban que, tras cada campeonato, se viera obligada a parar, viajando a Alemania para ser tratada de sus dolencias. Pese a ello, su juego continuaba siendo fluido, lo que le permitía levantar títulos en el circuito WTA. Decidió cambiar de nuevo de entrenador, contratando a Juan Carlos Rodríguez, con quien llegaría su último gran éxito: la victoria en el Open de Australia. Un nuevo triunfo en un Grand Slam que la iba a conllevar un nuevo problema político.

Su triunfo en el país 'aussie' iba a provocar que China decidiera premiar a la tenista con 130.000 dólares por su éxito. Na Li anunció que se negaba a recibir dinero de un sistema que la había provocado tantos problemas en su juventud, pero se vio 'obligada' a aceptarlos: las autoridades china acudieron al aeropuerto de Cantón, desde el que venía tras el triunfo, y la 'escoltó' hasta el de Wuhan, donde se ofició la entrega. Con cara inexpresiva y de pocos amigos, Na Li posaba con el premio. Había dejado claro queno quería tener nada que ver con el sistema político de su país.

Pero cuando su carrera se encontraba en el mejor momento, se ha visto obligada a dejar el deporte. Sus continuos problemas de rodilla han provocado su prematura retirada, pues los límites de dolor alcanzados la impedían realizar una vida normal. Después de enfrentarse a su país para conseguir su gran sueño deportivo, ha llegado el momento de dar un paso a un lado: "Seguiré ligada al tenis, pero mi prioridad será ser madre y cuidar de mi familia". La mejor tenista asiática de todos los tiempos ha puesto punto y final a su carrera, una mujer obligada a luchar contra el sistema para triunfar.

www.elconfidencial.com
El nacionalismo es el germen de todas las guerras

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 944
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #350 en: Septiembre 24, 2014, 21:10:58 pm »
Gala León, nueva capitana de la Davis
Se convierte en la primera mujer en hacerse con el cargo
Escañuela, presidente de la RFET, le pidió este domingo a Carlos Moyá que continuara en el puesto, algo que no aceptado por 'circunstancias personales'




La Real Federación Española de Tenis ha anunciado que la actual directora deportiva de este organismo, Gala León, reemplace a Carlos Moyá en la capitanía del equipo nacional de Copa Davis.

"Reunida hoy la Junta Directiva de la RFET en Madrid, y a la vista de las declaraciones de Carlos Moyá, se ha aprobado que la dirección deportiva, ejercida por Gala León, lidere la capitanía de Copa Davis", informa el organismo en un comunicado.

Los detalles de este nombramiento serán ofrecidos a los medios de comunicación el próximo martes al mediodía en Sevilla, en un lugar que la RFET comunicará este lunes.

Carlos Moyá ha decidido mantener su decisión de no renovar como capitán del equipo español de Copa Davis "por circunstancias personales", a pesar de que el presidente de la RFET, José Luis Escañuela, le ofreciera este domingo continuar en el puesto.

Tras una conversación telefónica entre ambos, Carlos Moyá ha reiterado al presidente su decisión. "Doy las gracias a la confianza depositada en mí por el presidente y la junta directiva de la RFET. Lo he hecho lo mejor posible y como mejor he podido y sabido. Por circunstancias personales mi cabeza dice no y mi corazón sí para cuando dichas circunstancias cambien", explica Moyá en un comunicado que difunde la RFET.

"En un futuro, si mis circunstancias personales son otras, pero, sobre todo, si la Copa Davis vuelve a ser un objetivo real para todos los jugadores, la puerta queda abierta por mi parte", agrega.

Horas antes, y tras un debate de la Junta Directiva de la RFET reunida de urgencia este domingo en Madrid, Escañuela había ofrecido a Moyá la renovación, con el objetivo de que el hasta ahora capitán y exnúmero uno del mundo liderase el proyecto de retorno al Grupo Mundial en el 2015, tras la reciente derrota contra Brasil en Sao Paulo.

En la ciudad brasileña, Moyá no pudo contar, por diversas razones, con siete de los 12 mejores jugadores españoles situados entre los cien primeros del mundo, y el conjunto español descendió de categoría por primera, tras mantenerse en primera 18 años.

No obstante, el exjugador mallorquín había señalado que con anterioridad tenía en mente no continuar en el puesto, algo que le rondaba desde el Abierto de EE.UU. donde comprobó, tras reunirse con los jugadores que solo tenía el sí para acudir a Brasil de Marcel Granollers y Roberto Bautista Agut, para los individuales.

"Moyá se ha ganado con su trabajo durante esta temporada la oportunidad de ser el capitán y liderar el retorno de nuestra selección al Grupo Mundial", consideró Escañuela en su comunicado esta mañana.

"Moyá nos ha hecho conscientes del problema que arrastra el Equipo de Copa Davis desde hace mucho tiempo y queremos que sea él, el que ponga los cimientos de la nueva Selección Española de Tenis, dándole la misma oportunidad que a capitanes anteriores de poder desarrollar su proyecto en un mínimo de dos años", aseguró el presidente de la RFET, todavía convencido de que Moyá aceptaría.

El pasado 22 de julio la extenista madrileña Gala León fue nombrada directora deportiva de la RFET, un cargo por vez primera será asumido por una mujer.

Gala León fue dos veces campeona de España (1998 y 1999). Disputó 651 partidos en el circuito profesional y alcanzó la vigésima séptima posición en el ránking de la WTA en el año 2000. Esa temporada, la exjugadora española conquistó en Madrid su único título.

Desde su retirada, León fue entrenadora, entre otras, de las españolas Silvia Soler, Estrella Cabeza y Beatriz García Vidagany y de la rusa Ekaterina Makarova.

www.elmundo.es
El nacionalismo es el germen de todas las guerras

Desconectado Nika

  • Hexacampeón
  • *****
  • Mensajes: 6157
Re:Tenis
« Respuesta #351 en: Septiembre 24, 2014, 23:40:21 pm »
Se retira Na Li, la tenista que logró triunfar después de rebelarse ante el poder de China



Na Li ha decidido poner fin a su carrera deportiva. A sus 32 años, la tenista asiática más exitosa de la historia se ha visto 'obligada' a dejar el deporte en activo por culpa de las lesiones, después de ganar dos 'Grand Slam' y convertirse en un verdadero icono en su país. Pero pese a ser una de las jugadores más reconocidas del continente asiático y ser una referencia del deporte chino, su éxito llegó gracias a su constancia y a su fortaleza para enfrentarse al poder de su país, uno de los más restrictivos del mundo con respecto a la libertad del individuo, incluso para los deportistas.

Con 9 títulos en sus vitrinas, tuvo el honor de convertirse en la primera tenista asiática en llegar a la final de un Grand Slam y, posteriormente, en la primera en conseguir un título, tras lograr hacerse en 2011 con Roland Garros y en 2014 con el Open de Australia. Llamada a seguir peleando por engrosar su palmarés, sus continuos problemas de rodilla la han obligado a dejar el tenis. Desde hace algunos años, Na Li se veía obligada tras cada campeonato a viajar a Alemania, donde un recuperador le trataba las articulaciones. Pero el dolor llegó a puntos extremos, decidiendo que la retirada era la mejor opción.

Desde muy joven, Na Li estuvo ligada al deporte. Con sólo seis años, comenzó a jugar al bádminton, deporte que practicaba su padre de manera profesional, pero después de unos años, decidió dar el salto hacia el tenis. Uno de sus entrenadores, Xia Xiyao, convenció a los padres de la joven de que cambiara de deporte, pues sus condiciones eran las idóneas para triunfar al más alto nivel. Y, valorando sus logros en la WTA, lo cierto es que aquel técnico no se equivocaba lo más mínimo. Pero su camino para conseguir brillar en el tenis mundial no iba a ser nada sencillo.

Obligada a competir y entrenar bajo los cánones marcados por el gobierno chino, se unió al Equipo Nacional de Tenis de China en 1997, para convertirse en jugadora profesional sólo dos años más tarde. Pero las exigencias estaban por encima de lo que la jugadora estaba dispuesta a tolerar, una situación que explotó en 2001: su incipiente relación sentimental con un compañero de equipo -Jiang Shan, que se convertiría en su futuro marido-, no gustó lo más mínimo en China. Así, tras varias amenazas, el gobierno aprovechó su bronce en los Juegos Nacionales Chinos para castigarla.

Un golpe que la hizo cambiar su forma de pensar

Después de conseguir el bronce en aquellos campeonatos, en el podio iba a recibir su 'castigo' por su actitud. Jiang Xiuyun, jefe del equipo nacional de tenis, procedió a colocarle la medalla en el cuello y, tras ello, iba a soltar una bofetada a la jugadora. Extrañada y dolida, Na Li se llevó la mano a la mejilla. Pero los medios chinos pronto salieron al paso del citado vídeo: desde el 'gigante' asiático se aseguró que se trataba de un gesto familiar para animar a la tenista por no haber conseguido el resultado esperado, aunque para el resto del mundo significaba claramente lo que significaba.

Un año después, en 2002, anunciaba que dejaba el equipo nacional chino para empezar sus estudios universitarios de Periodismo, aunque no se trataba más que de una excusa para empezar a competir al más alto nivel sin el control tan estricto de su país. Tras dos años alejada de las pistas, en 2004 regresó con todas las ganas del mundo en busca de mejorar los resultados, consiguiendo convertirse en la primera mujer asiática en ganar un título de la WTA, tras hacerse con la victoria final en Guanzhou, lo que le permitió entrar por primera vez en el Top 100.

Ese mismo año decidía que había llegado el momento de dedicarse en cuerpo y alma al circuito de la WTA, pero sus primeros años no fueron demasiado positivos, pese a alcanzar alguna final y buenos resultados en Grand Slam, como los cuartos firmados en Wimbledon en 2006. Pero entonces decidió que había llegado el momento de cambiar: en 2008, tras enterarse de que China había ideado una reforma fiscal que provocaba que el 65% de sus ganancias fueran a parar a las arcas del Partido Comunista, además de imponerle su cuerpo técnico, Li Na inició su revolución.

Momento de comenzar a 'volar sola'

Pidió públicamente separarse del sistema deportivo chino, lo que le costó graves críticas por parte del Gobierno. Pero tras una dura negociación, consiguió pactar sólo ceder el 12% y poder decidir quién sería su entrenador, una excepción que se aplicó a las cuatro mejores tenistas del momento y denominada 'Fly Alone'. Aquel joven por el que se ganó el tortazo en 2001 y con el que se casó en 2006, Jiang Shan, pasó a ser su entrenador, y los resultados empezaron a llegar: el título en Gold Coast, tres semifinales y la cuarta plaza en los Juegos de Pekín le daban la razón a Na Li.

Los títulos comenzaron a llegar, y su mejora deportiva fue evidente, pero se vio obligada a tomar un cambio. Que su marido también fuese su entrenador empezó a afectar a su relación matrimonial: "No es fácil conciliar ser marido y entrenador. Nos gritábamos tanto que en China llegaron a decir que nos habíamos divorciado porque siempre nos veían chillando", aseguró, por lo que decidió cambiar de técnico. Primero el sueco Thomas Högstedt y después el danés Michael Mortensen fueron los elegidos, una enseñanzas que permitieron a la tenista china a convertirse en campeona de Roland Garros en 2011.

Su victoria le hizo recibir importantes reconocimientos en su país, que incluso la pudieron traer más de un problema. Su triunfo en la arcilla parisina dio lugar a que le ofrecieran un puesto de responsabilidad política en China, que la propia Na Li se encargó de rechazar. Sus reticencias con la burocracia de su país natal la habían traído más de un problema, lo que dio lugar a que ni se lo pensara. En el habitual tono de broma que la caracteriza, anunciaba su negativa de manera pública con humor: "Lo siento, no soy capaz de manejar a otros, sólo a mi marido Jiang Shan".

Último problema político y retirada de las pistas

Había llegado el momento de seguir mejorando, pero sus rodillas empezaron a fallar. Continuos problemas en sus articulaciones provocaban que, tras cada campeonato, se viera obligada a parar, viajando a Alemania para ser tratada de sus dolencias. Pese a ello, su juego continuaba siendo fluido, lo que le permitía levantar títulos en el circuito WTA. Decidió cambiar de nuevo de entrenador, contratando a Juan Carlos Rodríguez, con quien llegaría su último gran éxito: la victoria en el Open de Australia. Un nuevo triunfo en un Grand Slam que la iba a conllevar un nuevo problema político.

Su triunfo en el país 'aussie' iba a provocar que China decidiera premiar a la tenista con 130.000 dólares por su éxito. Na Li anunció que se negaba a recibir dinero de un sistema que la había provocado tantos problemas en su juventud, pero se vio 'obligada' a aceptarlos: las autoridades china acudieron al aeropuerto de Cantón, desde el que venía tras el triunfo, y la 'escoltó' hasta el de Wuhan, donde se ofició la entrega. Con cara inexpresiva y de pocos amigos, Na Li posaba con el premio. Había dejado claro queno quería tener nada que ver con el sistema político de su país.

Pero cuando su carrera se encontraba en el mejor momento, se ha visto obligada a dejar el deporte. Sus continuos problemas de rodilla han provocado su prematura retirada, pues los límites de dolor alcanzados la impedían realizar una vida normal. Después de enfrentarse a su país para conseguir su gran sueño deportivo, ha llegado el momento de dar un paso a un lado: "Seguiré ligada al tenis, pero mi prioridad será ser madre y cuidar de mi familia". La mejor tenista asiática de todos los tiempos ha puesto punto y final a su carrera, una mujer obligada a luchar contra el sistema para triunfar.

www.elconfidencial.com

La Mulán del deporte :-P

Pues olé ella!
A veces necesitamos un poco de SUR, para poder ver el NORTE

Desconectado Send89

  • Tricampeón
  • ***
  • Mensajes: 3982
  • F1
Re:Tenis
« Respuesta #352 en: Septiembre 25, 2014, 18:59:02 pm »
Bravo por Na Li mas de una deberian mirarla y ver lo que tienen que hacer

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 944
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #353 en: Octubre 08, 2014, 22:40:16 pm »
Nadal tras perder en Shanghai: "Hay mucho riesgo. Necesito operarme"



SHANGHAI - Todo un misterio. El español Rafael Nadal ha señalado tras caer en la segunda ronda del torneo de Shanghai frente a su compatriota Feliciano López, que intentará aplazar su operación de apendicitis para después del Masters que se disputa en el 02 de Londres, del 9 al 16 de noviembre.

"Sí, necesito operarme", declaró hoy tras el partido. "He hablado con mi médico en España, y hay un montón de riesgo cuando ya te ha pasado una vez", dijo Nadal. "Hoy por hoy, voy a intentar jugar hasta el Masters. Uno nunca sabe, depende de como vayan las cosas. Pero quiero hacerlo al final de año. No ahora".

"Incluso si ahora está bajo control, es obvio que (el problema) va a volver, y yo no quiero que vuelva y tener otra vez lo mismo cuando esté en Australia, en Indian Wells, o en Miami, o en Roland Garros, así que lo voy a hacer antes de que acabe el año".

Nadal añadió además que volará desde China directo a Mallorca sin pasar por Barcelona, dado que al no tratarse de un problema muscular, sino de una apendicitis común, lo que prefiere es dirigirse directamente allí.

www.espn.com.ar
El nacionalismo es el germen de todas las guerras

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 944
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #354 en: Noviembre 28, 2014, 21:34:20 pm »
Djokovic gana el Masters de Londres por abandono de Federer



El serbio Novak Djokovic, número uno mundial, ganó este domingo el Masters de Londres por una lesión en la espalda que impidió a su rival, Roger Federer, ni siquiera salir a jugar el partido en el O2 de Londres.

"No estoy en condiciones de jugar. A mi edad sería demasiado arriesgado", declaró Federer, de 33 años, micrófono en mano, en la pista donde debía disputar la final.

A partir del viernes, Federer tiene previsto participar con el equipo de Suiza en la final de la Copa Davis, contra Francia, en la ciudad francesa de Lille (norte)

"Me hubiera gustado que las cosas fueran de otra manera. Intentas todo el año estar listo para el Masters y no quería acabar así", agregó desde la cancha.

"Lo intenté todo ayer por la noche y hoy, hasta el final, desde analgésicos a descanso, pero no puedo competir a este nivel contra Novak".

"En una final así y a mí edad, sería demasiado arriesgado, espero que lo entiendan", afirmó Federer, que se hizo daño en su semifinal ante Stanislas Wawrinka el sábado por la noche.

A falta de final oficial, la organización arregló un partido de exhibición entre el serbio y el británico Andy Murray, al que luego se incorporarán la leyenda estadounidense John McEnroe y otro jugador para uno de dobles.

Aún así, devolverá el dinero de las entradas.

Federer disputó el sábado por la noche el partido más largo del torneo, ante su compatriota Stanislas Wawrinka.

El número 2 del mundo se impuso por 4-6, 7-5, y 7-6 (8/6), en un partido reñido, de 2 horas y 48 minutos, en el que salvó cuatro bolas de partido.

- Adiós a la temporada -

La temporada acaba aquí, con este torneo que reúne a los ocho mejores del año y se reanudará en los torneos previos al Abierto de Australia, que se disputará del 19 de enero al 1 de febrero de 2015.

Djokovic, que en la otra semifinal batió al japonés Kei Nishikori, se había asegurado ya acabar el año como número uno mundial pasase lo que pasase este domingo.

El serbio se embolsa los 2 millones de dólares del ganador del torneo y Federer 1 millón de dólares.

Es la tercera vez en su carrera que el suizo se ha visto obligado a retirarse, y siempre fue por problemas en la espalda.

La última vez que una final de una torneo de la ATP no se disputó por retirada de uno de los contendientes fue el 2 de febrero de 2008, en el campeonato de Viña del Mar, Chile.

Entonces, la lesión del argentino Juan Mónaco le dio el título al chileno Fernando González.

Sin embargo, es la primera vez que una final del Masters no concluye en los 45 años de historia de este campeonato.

- Djokovic corona una temporada agridulce -

Djokovic recibió el trofeo antes del partido de exhibición y se felicitó por su temporada, al tiempo de lamentaba la baja de Federer.

"Claramente, esta no es la manera de ganar que deseaba", dijo el serbio.

"Llevo diez años en el tenis profesional, Roger y Rafa (Nadal) son los mayores competidores, y estoy seguro de que por poco que hubiera podido hubiera jugado. Le deseo lo mejor".

Djokovic es el primer tenista en ganar tres veces consecutivas el torneo desde el checo Ivan Lendl, de 1985 a 1987, ni siquiera lo hizo Federer, que tiene seis Masters en su palmarés.

Sólo un tercero logró la misma gesta, el rumano Ilie Nastase, de 1971-73.

Djokovic extiende a 32 su racha de invicto en partidos en cancha cubierta.

En el año que acaba, ha ganado seis títulos, sin embargo sólo uno de ellos, Wimbledon, era un Grand Slam, precisamente derrotando en la final a Roger Federer.

Fue el séptimo torneo del Grand Slam de su carrera, lejos de los 16 de Federer o los 14 de Rafael Nadal.

Este domingo se jugó además la final de dobles del Masters, con victoria para los hermanos estadounidenses Bob y Mike Bryan sobre el brasileño Marcelo Melo y el croata Ivan Dodig, por 6-7 (5/7), 6-2 y 10-7.

http://es.eurosport.yahoo.com


Así está el ranking ATP: http://www.espn.com.ar/sports/tennis/deportes/rankings
Y éste es el ranking ATP en ganancias: http://www.espn.com.ar/sports/tennis/deportes/rankings?type=7
El nacionalismo es el germen de todas las guerras

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 944
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #355 en: Febrero 03, 2015, 17:24:00 pm »
Australia: Serena volvió a frustar a Sharapova y ganó su 19° Grand Slam



MELBOURNE - Serena Williams superó a Maria Sharapova por 6-3 y 7-6 (5) y se coronó por sexta vez en el Abierto de Australia. En el global, alcanzó su 19° título de Grand Slam, tomando distancia de Martina Navratilova y Chris Evert (18), para quedar a solo tres de Steffi Graf (22), entre las más ganadoras de la Era Abierta.

Serena comenzó el encuentro buscando imponer su potencia desde la primera pelota, presionando con la devolución y llevándose un rápido quiebre de ventaja para 2-0.

En 3-2 y 30-30, la N°1 mostró su desencanto cuando la lluvia irrumpió en el Rod Laver Arena y forzó una pausa de 10 minutos para cerrar el techo.

Apremiada y en frío, Serena hizo caso omiso a cualquier preocupación: ace, tiro ganador y 4-2. En suma, en el game siguiente quebraría en cero a una Sharapova que otra vez se mostraba irregular en el (re)inicio.

La única laguna de la estadounidense en el partido tuvo lugar sirviendo para set en 5-2. En su peor game en el encuentro, la N°1 regaló su único quiebre de la noche con una doble falta y le dio algo más de suspenso al primer capítulo. Poco suspenso, en realidad. Porque cuatro pelotas después volvía a romper en cero el servicio de la rusa y facturaba la diferencia.

Hasta allí era todo de Serena. 11 tiros ganadores contra solo tres de Sharapova, números parejos en errores no forzados, pero una clara diferencia al servicio, con la N°1 obteniendo puntos gratis en situaciones complicadas y la rusa dependiendo mucho de su primer golpe.

En el segundo parcial, Sharapova asumió una actitud mucho más agresiva, aun teniendo que ganar dos o tres veces los puntos ante una Serena que desde su fuerza de brazos devolvía todo desde la base. Además, la rusa empezó a encontrar respuestas con el saque abierto y desde allí comenzó a diversificar la búsqueda.

En efecto, Sharapova volvió a iniciar el set en apuros, 0-1 y 15-40. Pero sacó de la manga dos de sus cinco aces en el partido para mantener la paridad.

Del otro lado, Serena llevaba esa versión al extremo: 0-30 en 2-2 y 3-3, combinó cinco aces (totalizó 18) y otros tantos saques ganadores para desarticular a una rival que nunca pudo leerle el servicio. Más de una vez, incluso, Sharapova se la jugó a uno u otro costado para recibir en una mejor posición, pero siempre quedó del lado equivocado.

Antes de llegar al tiebreak, Serena tuvo su primer punto para campeonato en 5-4, pero una enorme derecha de Sharapova evitó la temprana conquista.

Ya en el desempate, pequeño catálogo de jerarquía de la N°1 y rápida diferencia para 4-1. Pero de lo mejor a lo peor: dos errores no forzados para 4-3 y nueva secuencia llegando a 5-4, sin miniquiebres.

Con el saque de la rusa, otro paso al frente de Serena y ventaja de 6-4. Doble match point. El primero, como el anterior: todo mérito de Sharapova (que pasó de tres winners en el set inicial a 18 en el segundo).

Ya con Serena al servicio, un cierre a tono: servicio abierto, ace, raqueta al piso y sonrisa... a medias. La bola tocó red, se repite el punto. Cero problema para la N°1: mismo saque potente, al mismo lugar, ace y, ahora sí, toda la gloria en sus manos.

Con su 19ª corona, entonces, la norteamericana quedó 19-4 en finales de Grand Slam, llegando además a 65 títulos en su carrera. Como agregado, estirará a alrededor de 1500 puntos la ventaja sobre la rusa en el ranking de la WTA.

"Felicitaciones por seguir escribiendo historia", la elogió Sharapova post partido en un sentido discurso en cancha. La rusa queda ahora con 16 derrotas consecutivas ante la N°1 (el historial completo es de 17-2 para Serena) y un record de 1-4 en finales en Australia (ganó en 2008, cayó en 2007, 2012 y 2015).

http://www.espn.com.ar


El nacionalismo es el germen de todas las guerras

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 944
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #356 en: Febrero 03, 2015, 17:27:25 pm »
Djokovic, campeón por quinta vez en el Abierto de Australia



MELBOURNE - Novak Djokovic, festejo y récord en Australia. El serbio se impuso a Andy Murray por 7-6 (5), 6-7 (4), 6-3 y 6-0, ganó por quinta vez en Melbourne y se convirtió en el máximo ganador del primer Grand Slam del año en la Era Abierta, por encima de Roger Federer y Andre Agassi. Octavo título de este rango para él.

El número uno del mundo se abrazó a la gloria en un partido tremendo, en el que terminó mostrando su estupenda condición mental y física ante un Murray que se derrumbó en el meriadiano del tercer set. Las primeras dos mangas fueron de altísima calidad, de lo mejor del torneo. Un punto de inflexión, una cadena de errores del escocés y la solidez de Djokovic para sellar un nuevo éxito en Melbourne, como en 2008, 2011, 2012 y 2013. Octavo título de Grand Slam para él. El británico, en su cuarta final perdida en este evento, se marcha con la buena sensación de estas dos semanas, que, pese a quedar cerca de su tercera corona Major tras US Open 2012 y Wimbledon 2013, lo volverá a poner en el N°4 del mundo. El Big Four, con Djokovic, Federer, Rafael Nadal y Murray, de nuevo en lo más alto.

Gran comienzo de partido, con ambos con mucha intensidad y en un alto nivel. Djokovic, con tiros cruzados y oportunas subidas a la red; Murray, con cambios de ritmo, ángulos y direcciones. Acción por todos lados. El serbio fue el primero que tomó el control, con una ráfaga de 13 puntos ganados sobre 15 en juego, tras levantar un 0-40 con su servicio y sellar su primera rotura. Pero el escocés no se dejó impactar en lo anímico y rápidamente remontó el break en el séptimo juego.

Y hubo más, porque ambos volvieron a golpearse con la devolución. En el medio, problemas para el N°1 al caerse al piso y pedir atención médica por un dolor en su pulgar derecho. Como merecía el partido, la definición en el tiebreak. Un acierto de Nole en un globo y tres errores del británico (una doble falta, una volea y, en el set point, un revés a la red) inclinaron la balanza.

Parecía llegar la reacción de Murray. Veloz quiebre (2-0) y aparentes problemas en un pie, que dificultaban su movilidad, para el rival. Todo a su favor. Sin embargo, una nueva estampida de Djokovic. Recuperó el quiebre en un reñido game y se abrió paso con otros tres juegos de manera consecutiva, con un impresionante sprint de 12 de 12 en puntos. Se mostró como un golpe demoledor para el británico, quien hasta cambió su expresión corporal en cancha.

Sin embargo, recuperación. Una protesta en el court, con el ingreso de dos personas y el despliegue de una bandera, sacaron de ritmo al serbio. Murray tomó desde el resto, se puso 4-4 y hasta llegó a tener set point en le décimo game, que finalmente, en un larguísimo juego, quedó en manos de Nole. El dramatismo siguió. El escocés salvó con lo justo -tres break point- su servicio ante la renaciente agresividad de Djokovic, que ganó en cero su juego y la historia, de nuevo, se dirigió al desempate. Esta vez, para Murray.

El tercero se le fue de las manos a Murray. Había comenzado como el claro dominador, con un quiebre y un 2-0 tras más de dos horas y media de acción. Djokovic, de nuevo con problemas de movilidad y síntomas de cansacio. Estaba todo de su lado. Y otra vez la recuperación del serbio, que equilibró la historia y le trasladó la presión al escocés. Las oportunidades desperdiciadas jugaron en la cabeza del británico, que en el octavo juego se fue del eje: dos errores no forzados y una doble falta para el quiebre. Y Nole no perdonó. Aseguró con su saque y se quedó con la manga por 6-3.

Djokovic fue por más. Consciente de la posición en la que estaba, continuó con agresividad sobre el segundo servicio de Murray -su punto débil en el día- y estiró la distancia con un quiebre en el inicio del cuarto set. Ahí, derrumbe total del escocés, que pasó a estar notablemente fastidioso en cancha. Para colmo, otra rotura para el 3-0. Nole, en alza; Murray, por el piso. No hubo giro inesperado, los siguientes games cayeron para el mismo lado y la victoria terminó quedando para el serbio, que de esta manera logró su quinto título en el Abierto de Australia y octavo Grand Slam. El británico, con una verdadera pesadilla en la definición en Melbourne: perdió sus cuatro finales, tres de ellas ante el balcánico.

http://www.espn.com.ar


El nacionalismo es el germen de todas las guerras

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 944
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #357 en: Junio 11, 2015, 13:03:42 pm »
Stanislas Wawrinka gana Roland Garros y alarga la maldición de Novak Djokovic en París
Se trata del segundo Grand Slam de su carrera.
El 'número 1' del mundo ha perdido con ésta tres finales en este torneo, que nunca ha logrado.
Resultado final: 6-4, 4-6, 3-6 y 4-6.




Stanislas Wawrinka se ha llevado este domingo su primer Roland Garros tras derrotar en la final al serbio Novak Djokovic en cuatro sets por 6-4, 4-6, 3-6 y 4-6 en 3 horas y 12 minutos.

Se trata del segundo Grand Slam en la carrera del suizo -el primero fue en la final de 2014 del Open de Australia en la que ganó a un Rafa Nadal lesionado-, que le ha valido para auparse hasta el número cuatro del mundo en el ranking ATP.

Djokovic, gran favorito para lograr el último grande que falta en su colección, sufrió la tercera derrota de la temporada y rompió una racha de 28 triunfos consecutivos. Al 'número 1' del mundo se le resiste este torneo: ha perdido, con ésta, tres finales en la tierra de París.

"Jugar contra Novak es un gran reto, he hecho el partido de mi vida, todavía no me lo creo, estoy temblando, estoy muy feliz", dijo el suizo desde la pista. Wawrinka tuvo también palabras para su rival, al que deseó "que algún día gane este torneo porque es un inmenso campeón".

Por su parte, Djokovic no pudo reprimir las lágrimas cuando recibió el trofeo de subcampeón de Roland Garros y prometió volver a intentar conquistar el año próximo. "Hay en la vida cosas más importantes que la victoria y es el respeto. Stan (Wawrinka), tengo un gran respeto para ti, eres un gran campeón, con un gran corazón y mereces este título", afirmó el serbio.

Después, mirando a la Copa de los Mosqueteros que minutos antes el brasileño Gustavo Kuerten había entregado a Wawrinka, el serbio afirmó: "Voy a seguir intentando ganar este trofeo. Volveré el año próximo".

A sus 30 años, Wawrinka se convierte en el tercer jugador más veterano en lograr su primera Copa de los Mosqueteros y con esta victoria el próximo lunes se encaramará al cuarto puesto del ránking.

Un Roland Garros que se le resiste a 'Nole'

La gesta del suizo fue excepcional ante un hombre que había ganado todos los títulos importantes del año y parecía destinado a borrar la mácula que supone no haber triunfado en Roland Garros, donde en seis ocasiones se había estrellado contra el español Rafael Nadal.

A la séptima le derrotó esta temporada en cuartos de final y en semifinales se deshizo del escocés Andy Murray, cuarta raqueta del mundo, por lo que parecía que había hecho lo más difícil.

Pero le salió un escollo inesperado, un cañonero de Lausana, que tras perder el primer set liberó su brazo y a base de derechazos con fuego y su elegante revés a una mano, letal, acabó por hacer descarrilar la locomotora serbia.

Djokovic se anotó la primera manga de forma precisa, presionando en cada uno de los servicios del suizo. A la tercera, el séptimo juego, logró el quiebre. Menos incisivo, Wawrinka dejó escapar una bola de rotura en el noveno, en el que el serbio cerró el parcial.

Otras cuatro bolas de quiebre más se le fueron a Wawrinka en el segundo, cuando elevó su nivel de juego y llevó la iniciativa del partido. Aunque parecía que no iba a rematar, a la sexta oportunidad, en el décimo juego, logró su primera ruptura para igualar el partido.

Una sorpresa general en la Philippe Chatrier y también en la mente de Djokovic, que mostró su frustración rompiendo su raqueta y, de rebote, casi golpeando a uno de los recogepelotas, lo que le valió una advertencia del árbitro.

La batalla tenística dejó paso a un duelo mental y en ese terreno las fuerzas se igualaron. El porcentaje de primeros servicios del número uno del mundo cayó en picado y Wawrinka se hizo con el mando del partido.

Aunque necesitó tres bolas de rotura para lograr quebrar, algo que consiguió en el sexto, tras ponerse 0-40 con tres golpes ganadores que resumían el calvario por el que pasaba Djokovic. El serbio trató de reaccionar en el siguiente, pero no confirmó la bola rotura y el suizo mantuvo la ventaja para dominar el partido 2 sets a 1.

En el cuarto, Djokovic rompió en el segundo juego y, con sus dos servicios, se colocó 3-0. Pero la reacción de Wawrinka no se hizo esperar, con otros tres juegos consecutivos.

El serbio estaba contra las cuerdas, remontó dos bolas de quiebre en el séptimo y al siguiente sacó su clase de campeón para colocarse 0-40. Pero ahí volvió a reaccionar el suizo, muy metido en el partido, que salvó el momento difícil. Y, al siguiente juego, rompió el saque de Djokovic para quedarse en situación de servir para ganar. Algo que logró en la segunda bola de partido.

www.20minutos.es


El nacionalismo es el germen de todas las guerras

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 944
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #358 en: Junio 11, 2015, 13:09:16 pm »
Tercer título para Serena Williams en Roland Garros
La estadounidense batió en la final a la checa Safarova por 6-3, 6-7 (2) y 6-2, logrando así su tercer título en el torneo parisino.
La número 1 mundial, de 33 años, 'actualiza' la edad de la ganadora más veterana, encadena su tercera 'grande' y ya suma veinte torneos de Grand Slam.
En su palmarés, seis Abiertos de Estados Unidos, seis Open de Australia y Cinco Wimbledon, además de estos tres triunfos en Roland Garros.




La estadounidense Serena Williams se sobrepuso a una gripe para lograr su tercer triunfo en Roland Garros, tras derrotar en la final a la checa Lucie Safarova, 6-3, 6-7(2) y 6-2, en el quinto partido que disputó a tres sets en el torneo.

La californiana recibió de manos de su compatriota Martina Navratilova la copa Suzanne Lenglen, el vigésimo Grand Slam de esta tenista de 33 años, que se queda a dos del récord que pose la alemana Steffi Graf. Serena encadenó así su tercer grande consecutivo, y en Wimbledon tendrá la oportunidad de sumar los cuatro grandes en dos años diferentes.

"No me puedo creer que haya ganado veinte grandes, pero les digo que no quiero que esto acabe todavía", dijo en un precario francés al público que abarrotó la Philippe Chatrier.

A sus seis Abiertos de Estados Unidos, sus cinco Wimbledon y otros seis Abiertos de Australia, la menor de las Williams suma ahora tres Roland Garros, un grande para el que parece estar menos dotada. Serena sucede en el palmarés a la rusa Maria Sharapova, eliminada en octavos por la propia Safarova.

"Sin mi familia y mi equipo esto no sería posible. Es un sueño para mi ganar este tercer Roland Garros", dijo la estadounidense, que alabó "el juego y la agresividad" de Safarova, quien al borde de las lágrimas recogió el premio de subcampeona, feliz por la mejor actuación de su carrera en un grande, y orgullosa de haber retado a la número uno del mundo.

Una carrera nada fácil

Fue quizá la quincena más trabajada de Williams, lastrada oficialmente por una gripe de la que, en la final, apenas quedaron secuelas, lo que dio pábulo a quienes sostienen que la estadounidense venía fingiendo unos problemas irreales. Lo cierto es que Serena llegó a la final tras remontar un set en contra en segunda ronda, en tercera, en cuartos de final y en semifinales contra la suiza Timea Bacsinszky, cuando más mostró sufrimiento. Solo ganó dos partidos en dos sets.

Al término de ese duelo no compareció ante la prensa, ni entrenó al día siguiente, en vísperas de la final. Una receta que dio resultados, porque Williams se presentó en la central de París en perfecto estado para disputar su tercera final en Roland Garros, donde no ha perdido ninguna. Ante la zurda Safarova, que compareció sin haber cedido un set, la estadounidense salió como un huracán, y en poco más de media hora ya se había adjudicado la primera manga y comenzaba la segunda arrebatando el servicio de su rival.

En el sexto juego, cuando con su servicio tenía 40-15 y dos bolas para ponerse 5-1, el partido cambió de sentido. Safarova se liberó, comenzó a plantar cara a la estadounidense y dispuso de su primera bola de rotura. A partir de ahí, se apuntó cuatro juegos consecutivos, dos de ellos con el servicio de su rival, para empatar y dominar luego 5-4. Aunque Williams rompió en el undécimo y en el siguiente sirvió para ganar el partido, no pasó del 30-15. Safarova le arrebató el saque y forzó un juego de desempate en el que fue muy superior para igualar el duelo.

La cosa pintaba mal para la número uno del mundo, contra las cuerdas frente al juego imaginativo de la zurda, que rompió en el primer juego de la manga definitiva para colocarse luego adelante 2-0. Pero Williams mantuvo la calma y recuperó la ventaja en el cuarto con una doble falta de la checa, una demostración de que Safarova no lo iba a tener fácil. La checa de 28 años, que nunca antes había disputado la final de un grande, demostró a esas alturas menos experiencia. Dejó escapar su servicio en el sexto y a partir de ahí, estuvo a merced de la estadounidense, que se lanzó en busca de su vigésimo grande.

www.20minutos.es


El nacionalismo es el germen de todas las guerras

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 944
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #359 en: Julio 16, 2015, 21:56:39 pm »
Djokovic venció a Federer y se quedó con el título de Wimbledon



LONDRES - Con un alto nivel, el serbio Novak Djokovic se impuso en la final por 7-6 (1), 6-7 (10), 6-4 y 6-3, retuvo su corona en el All England Club y frustró el sueño del octavo título del suizo Roger Federer.

De nuevo, Nole. El serbio se reinventó tras el duro golpe de haber caído en la definición de Roland Garros y vivió dos semanas estupendas en Londres, con su punto máximo en la final ante Federer. El N°1, con un partido soberbio, festejó en cuatro sets y se convirtió -con su tercer título en Wimbledon- en el primer jugador en lograr defender con éxito la corona en el All England Club desde las temporadas 2006-2007, logro que, justamente, había firmado el suizo.

Djokovic hizo base en su gran jornada con el servicio, pero su gran puntada se dio en un juego sin fisuras: con 46 tiros ganadores y apenas 16 errores no forzados durante las dos horas y 56 minutos de acción, que tuvieron una breve interrupción en el tercer set por lluvia. Otro paso monumental en la temporada del serbio, con 48 victorias en 51 partidos (17 de ellas ante otros Top 10) y dos títulos de Grand Slam (final en el restante) y tres de Masters 1000. De yapa, ahora el historial ante Federer está con 20 triunfos por lado.

En el inicio del encuentro, Djokovic volvió a mostrar su destreza para escapar en los momentos difíciles. Estuvo quiebre abajo (2-4) y llegó a tener dos set points en contra (5-6), pero salió con firmeza y se terminó quedando con el primer set tras una gran superioridad en el tiebreak. Tras un comienzo de partido de estudio y con dominio total de los servicios, Federer tomó el mando al lograr imponer la inicitiva desde la devolución: 0-40, passing a los pies de Nole y quiebre en cero. Todo en sus manos. Sin embargo, la reacción de Djokovic para el 4-4.

El serbio llegó con mejor sprint al cierre, con apenas dos errores no forzados (el primero recién en el 5-5), y sobreponiéndose a la gran mano de Federer, que con un excelente chip and charge firmó su segundo punto para set. El servicio de Nole, un aliado. Para el lado de la ventaja, dos saques abiertos para levantar los puntos límite y ace a la "T" para el 6-6. Ahí, el N°1 del mundo sacó diferencia de inicio logrando aperturas con su golpes. Momento clave: un rally de 22 golpes, con direcciones y ángulos para el 4-1 y dos saques. Ganó el siguiente par de puntos y una doble falta puso el 7-1 en el tie-break para el 7-6 de arranque.

En la segunda manga, idas y vueltas. Federer tuvo las primeras ocasiones, con dos puntos de quiebre en el cuarto juego, pero Djokovic pareció mejor plantado desde el servicio tras salir de ese mal trago. Y hasta llegó a tener su gran oportunidad en el 5-4, tras una doble falta del suizo. Pero su derecha -de juego- se fue larga y después sufrió la reacción de Federer: gran volea y enorme passing de revés para estirar al 5-5.

De ahí en adelante, el suizo se sintió con el dominio del pulso. Revés cruzado y derecha invertida para un combo de winners para quedar break point. Salió Djokovic a pesar de jugar un punto extramadamente corto. Federer se iba a quedar con las ganas en ese game larguísimo, pero ya tendría su ocasión, no sin antes tener que sufrir en demasía: corrió desde atrás en un nuevo tiebreak, sacó dos set points (siete en total en el set) en un rally largo y un revés paralelo tremendo en defensa. Con un Djokovic en alto nivel pero algo dubitativo con su derecha, Roger no perdonó y puso paridad con un 12-10, en su segundo set point.

La historia sumó dramatismo. Puntos de quiebre sin fortuna para ambos en los primeros dos juegos, golpe con la devolución de Djokovic para el 2-1 y amenaza de lluvia inminente. Y llegó la precipitación que se esperaba desde un comienzo de partido: 3-2 y a los vestuarios. En el regreso tras la breve interrupción, sin sobresaltos: el serbio mantuvo con solidez su saque y cerró el tercer set a su favor por 6-4. Y enseguida, otro golpe de efecto: quiebre para el 3-2 e inicio de sentencia. El serbio no dejó pasar la oportunidad y, con un nuevo break, le puso cifras finales al duelo. Novena corona de Grand Slam para el N°1 del mundo, que dejó con las manos vacías a Federer en la búsqueda de su octavo título en La Catedral y su primer Major -tiene 17- desde 2012.

http://www.espn.com.ar


El nacionalismo es el germen de todas las guerras