Noviembre 18, 2017, 09:03:41 am

Autor Tema: Tenis  (Leído 30358 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #360 en: Julio 16, 2015, 22:00:45 pm »
Serena conquistó Wimbledon, repitió una hazaña histórica y va por Graf



LONDRES - Serena Williams derrotó por 6-4 y 6-4 a Garbiñe Muguruza en la final de Wimbledon y alzó su 21° trofeo de Grand Slam, para quedar a solo uno de Steffi Graf, la más ganadora de la Era Abierta. Además, con el éxito en Londres, alcanzó la conquista consecutiva de los cuatro Majors por segunda vez en su carrera, a tono con lo hecho entre 2002 y 2003.

Serena arrancó mal y se complicó de más en el cierre, pero en el medio fue letal. 29 tiros ganadores (contra solo 10 de Muguruza), 12 aces y ocho de cada diez pelotas ganadas con el primer servicio, los números de la N°1.

Pero cuando hubo que recurrir al segundo saque, problemas: solo 11 puntos sobre 31 se llevó Serena en ese rubro, marcando la cancha de entrada con una doble falta (totalizó ocho) en su primer lanzamiento del partido.

En ese primer game, la estadounidense cometió tantos errores (4) como en el resto del set. Oferta que Muguruza no dejó pasar y que mantuvo en ventaja hasta 4-2. Allí Serena reaccionó, se llevó cuatro games en fila (6-4) y tomó las riendas del encuentro.

Parecía que todo se le había ido de las manos en cuestión de minutos a la española. Sobre todo porque en el segundo capítulo Serena rompía de arranque y se escapaba por 3-1. Y enseguida volvía a quebrar en cero para 5-1. Parcial de 9-1 en games, 12-1 en puntos y doble chance de servir para partido...

Pero la sombra de la final de Roland Garros, donde Lucie Safarova forzó un tercer set desde un panorama semejante, acompañó el desenlace en Londres. Muguruza acusó los golpes, descontó uno de los quiebres, mantuvo su saque para 5-3 y jugó un game espectacular para nivelar los breaks en 4-5. Tres aces impactó Serena en ese juego. No fueron suficiente para desnivelar a la española.

Sin embargo, la norteamericana volvió a encontrar oportunidades desde la devolución. Atacando los bajos porcentajes de la nacida en Venezuela (que con el primer saque apenas superó el 50% de puntos ganados, y con el segundo perdió dos de cada tres pelotas), Serena quedó rápidamente con triple bola de partido. Y esta vez no hubo cambios de libreto.

Con su sexta coronación en Wimbledon, entonces, Serena llega a 68 títulos de WTA y cuatro en 2015. El próximo desafío: ganar el US Open y lograr el Grand Slam de calendario, algo que el tenis femenino no presencia desde 1988, bajo la figura de Graf.

http://www.espn.com.ar


Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #361 en: Octubre 14, 2015, 21:58:03 pm »
El fenómeno Garbiñe Muguruza: 'top 4' del mundo y 'top model' de Adidas
La hispano-venezolana, que recibió la felicitación de Mariano Rajoy por su triunfo en Pekín, ya no es la gran promesa del tenis femenino, sino que es una realidad, de ahí que las marcas apuesten por ella.




"Quiero transmitirte, en mi nombre y en el del Gobierno de España, la más afectuosa enhorabuena por tu brillante triunfo en el Abierto de Pekín, tras una emocionante final ante la suiza Timea Bacsinszky, en la que tu fuerza, tu espectacular mejora técnica y la inteligencia de tu juego te han hecho justa valedora del cuarto puesto en el 'ranking' mundial". Este fue el mensaje que Garbiñe Muguruza recibió del presidente Mariano Rajoy tras conquistar su primer título de la categoría WTA Premier en uno los torneos más importantes del circuito femenino tras los Grand Slam.

"Felicito a Garbiñe, es una gran noticia para el tenis español", dijo en rueda de prensa Rafa Nadal, finalista también en Pekín, aunque en su caso sin premio, ya que el mallorquín poco o nada pudo hacer unas horas después ante Novak Djokovic. "Estoy contento por ella y por el tenis femenino español, que llevaba años sin hacer cosas así", añadió Rafa, quien de esta forma quiso valorar en su justa medida lo logrado por Muguruza.

Tal y como destacaba Rajoy en su mensaje de felicitación, la hispano-venezolana aparecerá este lunes como número cuatro del mundo, a un solo punto de la rusa Maria Sharapova, que es tercera. Garbiñe adelanta a la checa Petra Kvitova, mientras la estadounidense Serena Williams es la número uno, muy lejos de la rumana Simona Halep, segunda. "Fue un inicio difícil. Estaba nerviosa porque llegaba de la final de Wuhan si haber podido acabar y quería ganar aquí", explicó Muguruza, que tuvo que remontar un 5-2 adverso en el primer set. "A veces esto no ayuda. Pero estaba con la idea clara de que en algún momento iba a poder darle la vuelta". Y así lo hizo.

Garbiñe no podía ocultar su alegría por ganar su primer gran torneo. "Estoy realmente contenta. Han pasado muchas cosas en esta gira por Asia. Pero ha sido muy bueno poder vivirlo y aprender de todo. Y además al final he ganado una final y me he clasificado para Singapur. Han pasado muchas cosas y tenía que calmarme. Creo que he crecido con todo esto. Espero tener unos días para descansar y apreciar lo que hemos conseguido”, añadió la tenista hispano-venezolana. 

Muguruza no jugará esta semana el torneo de Hong Kong dado el gran número de partidos acumulados que lleva y sus problemas en el tobillo izquierdo. "He de descansar un poco y recuperarme bien del tobillo y del cansancio en general. Necesito mantener mi nivel para Singapur. Creo que tengo opciones. Me he ganado la plaza y voy a ir ahí a pelear por el trofeo”, explicó sobre su próximo gran objetivo.

Su carrera despegó en la final de Wimbledon

Tras su extraordinaria actuación en Wimbledon, donde vendió cara su derrota en la final ante Serena Williams, Garbiñe subió 11 puestos en el 'ranking' WTA y se colocó novena jugadora del mundo y la más joven del 'top ten'. Al mismo tiempo, en la lista del 'Camino a Singapur', que computa los puntos de la temporada desde comienzos de enero y fija a finales de octubre qué ocho jugadoras disputarán el WTA Championships, también dio el salto necesario que finalmente le permitirá estar en él. Muguruza despegó en Londres, pero su meteórico ascenso está justificado por una buena primera mitad de año en que cosechó 10 victorias sobre jugadoras del 'top ten', una cifra que solo la intratable Serena Williams supera esta temporada.

Aunque su victoria en Pekín será otro espaldarazo para ella, el éxito de Garbiñe sobre la hierba de Wimbledon ya le supuso un salto en el número de seguidores en las redes sociales, donde siempre se muestra muy activa. En su perfil de Twitter, @garbimuguruza ha rebasado los 100.000 seguidores, cuando antes de comenzar el torneo londinense apenas superaba los 50.000. En Facebook, el salto aún ha sido mayor y su popularidad no para de crecer.
 
Imagen de Babolat, Adidas y BBVA

El hecho de que las marcas apuesten por ella, así lo confirma. Adidas le hizo un nuevo contrato por el que, además de no lucir ninguna otra marca en los torneos más importantes, forma parte de la colección que diseña Stella McCartney, hija del mítico ex Beatle Paul McCartney, junto a otras importantes tenistas como Caroline Wozniacki, Maria Kirilenko, Andrea Petkovic y Flavia Penetta. Además de Adidas, Garbiñe cuenta con el apoyo de Babolat, la marca de raquetas que también tiene contrato con Nadal, así como del BBVA, la entidad bancaria española, cuyo patrocinio logró a través del Consejo Superior de Deportes (CSD) tras decantarse por jugar con España en lugar de hacerlo con Venezuela.

http://www.elconfidencial.com


Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #362 en: Octubre 14, 2015, 22:01:39 pm »
Rafa Nadal no tira la toalla con Djokovic, pero ya piensa en ganarle... en 2016
"Este año no ha sido ideal para mí, pero al mismo tiempo no quiero engañar a nadie", dijo el tenista español tras caer derrotado ante el serbio en la final del Abierto de Pekín por un doble 6-2.



Rafa Nadal tuvo que se atendido durante la final ante Djokovic

"Hoy Djokovic es mejor que yo, pero espero luchar otra vez en 2016". Rafa Nadal ya piensa en la próxima temporada. Después de reconocer que Novak Djokovic, vencedor en la final que ambos disputaron este domingo en el Abierto de China, está un escalón por encima de él en calidad, el español no tuvo ningún reparo en afirmar que "espero luchar el próximo año, luchar contra los mejores jugadores, porque tengo motivación para ello y estoy trabajando duro y bien".

Sin embargo, y en contra de lo que se pueda pensar, Rafa dijo estar "feliz de cómo he jugado (...) Todas las mejoras son importantes, incluso las pequeñas, y creo que esta semana he mejorado muchas cosas, saco mucho de positivo de esta semana", aseguró el mallorquín en la rueda de prensa posterior a la final de Pekín. Nadal aseguró incluso que el marcador ante Djokovic (doble 6-2) no fue reflejo justo del juego, en el que él tuvo alguna oportunidad en el primer set: "Creo que para el primer set, ese 6-2 es demasiado, tuve muchas oportunidades", puntualizó.

En cuanto al segundo, Rafa achacó el bajón en su juego a molestias en el pie derecho que le obligaron a parar el partido en mitad del set: "Perdí un poco la concentración", admitió el español, quien señaló que espera que esos dolores no le impidan rendir al máximo en el torneo ATP 1000 que empieza en Shanghai esta semana.  La derrota, por un doble 6-2, del mallorquín en el decisivo encuentro por el título no evitó su ascenso y, con un total de 4.060puntos, es el séptimo mejor jugador del circuito masculino.

Sobre la importancia del duelo con Djokovic (son los jugadores que más partidos han disputado en la historia del tenis moderno, 45), Nadal resumió que "cuando esto ocurre es porque llegamos a muchas finales o a rondas muy avanzadas, así que es una buena noticia para ambos". Sin embargo, también declaró que las cifras contra Djokovic (que se le acerca en numero de victorias, pues con la de Pekín suma 22 frente a 23 del español) no le obsesionan.

"Cuando yo era número dos y Roger Federer era número uno, mi obsesión no era alcanzarle, mi obsesión era mejorar mi juego y hacerlo a mi manera", subrayó Nadal, actualmente en el número ocho del ránking mundial tras una temporada discreta en la que sólo ha ganado tres torneos. "Este año no ha sido ideal para mí, pero al mismo tiempo no quiero engañar a nadie, me considero uno de los mejores jugadores del mundo después de la carrera que estoy teniendo", subrayó un optimista Nadal.

http://www.elconfidencial.com
Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #363 en: Febrero 14, 2016, 20:28:19 pm »
Djokovic no parece humano: destroza a Murray y gana el primer grande del año
Djokovic bate por cuarta vez en la final del torneo oceánico a Murray por 6-1, 7-5, 7-6(3), tras hacerlo en 2011, 2013 y 2015, y consigue su sexto trofeo en en el Abierto de Australia.




Novak Djokovic ha arrollado a Andy Murray (6-1, 7-5, 7-6(3)) en la final del Open de Australia, primer 'Grand Slam' de la temporada, y ha conseguido el undécimo 'grande' de su carrera, sexto en Melbourne. De esta manera, Djokovic bate por cuarta vez en la final del torneo oceánico a Murray, tras hacerlo en 2011, 2013 y 2015, y consigue su sexto trofeo en Melbourne para empatar en número de títulos con el australiano Roy Emerson. Además, alza su undécimo 'grande' -seis Abiertos de Australia, tres Wimbledon y dos US Open-; así, se ha impuesto en 10 de los últimos 21 'Grand Slam'.

A pesar de la comodidad que se le supone al resultado de la primera manga, el balcánico comenzó salvando una bola de 'break' en contra en el juego inaugural. Tras ello, se repuso para romper por la vía rápida el servicio del británico en el siguiente. De manera brillante, Djokovic fue desmontando a un rival que evidenció sus problemas para responder desde el fondo de la pista a las embestidas del número uno del mundo. Así, defendió su saque y en el siguiente juego quebró de nuevo a Murray para ponerse posteriormente 5-0.

El escocés apeló a su pundonor y en el sexto consiguió su primer juego del encuentro, con lo que evitó el primer 'rosco' en el parcial inicial de la final del Abierto de Australia desde 1953. Sin embargo, tras defender dos pelotas de set sucumbió en la tercera para ceder la primera manga a Djokovic en media hora.

Murray espabila pero 'Nole' no perdona

El segundo set dejó un juego mucho más parejo entre los dos contrincantes. Hasta cuatro bolas de quiebre desperdició el balcánico en el tercer juego, y tuvo que esperar hasta el séptimo para lograr al fin la rotura. Murray, que mejoró considerablemente con el primer servicio, respondió con un 'contrabreak' y salvó dos pelotas de rotura en el siguiente juego. Pero el de Belgrado no estaba dispuesto a dejar pasar su oportunidad de encarrilar la final. Así, en su siguiente ocasión desarboló el servicio de su rival y en el último juego, tras defender una bola de 'break', solventó el segundo parcial.

El desenlace de la segunda manga supuso un duro golpe para Murray, que, desestabilizado por completo, comenzó a mascullar en la pista. Ya en el primer juego, 'Nole' consiguió romper el saque del escocés. Sin embargo, contra pronóstico, el de Dunblane se metió en el partido tras una rotura en el sexto juego. La equidad obligó a disputar el 'tie-break'. El inicio no pudo ser peor para Murray, que perdió su servicio con una doble falta, circunstancia que aprovechó el serbio para consolidar su ventaja. Con un 'ace' y en su cuarta oportunidad de llevarse partido, Djokovic no perdonó.

http://www.elconfidencial.com


Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #364 en: Febrero 14, 2016, 20:32:23 pm »
Kerber gana su primer Grand Slam y acaba con la dictadura de Serena Williams
Kerber, primera campeona zurda de un Grand Slam desde Monica Seles -cuando ganó este mismo torneo en 1996-, se convertirá a partir de este lunes en la número dos del mundo




Angelique Kerber, sexta del ranking WTA, ha dado la sorpresa al lograr el título del Open de Australia, primer 'Grand Slam' de la temporada, tras imponerse en la final a la estadounidense Serena Williams (6-4, 3-6, 6-4), número uno del mundo, por lo que se convierte en la segunda alemana de la Era Open, tras Steffi Graf, en ganar un 'grande'.

De esta manera, Kerber, primera campeona zurda de un Grand Slam desde Monica Seles -cuando ganó este mismo torneo en 1996-, se convertirá a partir de este lunes en la número dos del mundo, tras imponerse en un torneo en el que en primera ronda salvó una pelota de partido en su partido de contra Misaki Doi.

Por su parte, Serena, que defendía el título, no ha podido ganar su novena final de 'Grand Slam' seguida, deja su marca en finales de un 'grande' en 21-5 y se queda a uno del récord de la Era Open de Steffi Graf (22). La americana inició la contienda haciendo valer su potente saque, pero el guion se le torció cuando en el tercer juego Kerber fue capaz de quebrarle su servicio, siendo la primera en conseguirlo en todo el torneo, e incluso arrancarle algunos aplausos tras varios buenos puntos.

Parecía que Serena se reponía en el sexto, cuando conseguía su primer rotura, pero la germana respondía con un 'contrabreak' que a la postre le servía para hacerse, tras un juego en blanco, con el primer set de la final tras 40 minutos de juego. En Melbourne, la gente se levantaba de sus asientos de la incredulidad, mientras la número uno del mundo se mentalizaba para remontar después de un parcial en el que cometió hasta 23 errores no forzados.

La igualdad caracterizó el comienzo de la segunda manga, en la que los puntos largos se hicieron habituales. En el cuarto juego, la estadounidense logró el segundo quiebre del encuentro -en la tercera bola de rotura-, confirmado en su siguiente saque. Con ello, empataba el duelo. Así, todo se decidiría en el tercer y definitivo set. Comenzó mal para Serena, que cedía su primer saque en el segundo juego, aunque luego lo neutralizaba con un 'break' en el siguiente.

Sin embargo, la séptima cabeza de serie estaba dispuesta a seguir dando guerra. El sexto juego se volvió infinito, con la de Michigan salvando hasta cuatro bolas de quiebre, pero sucumbió en la quinta para que Kerber, que luego puso el 5-2, se acercase al título. Serena hizo gala de su calidad y rompió en el noveno juego para abrir de nuevo la final. Pero el destino ya se había decantado del lado de la germana; en el décimo juego, en su primera pelota de partido y al resto, Kerber no falló e hizo ver que Serena también es mortal.

wwwelconfidencial.com


Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #365 en: Marzo 10, 2016, 21:13:20 pm »
La ITF suspenderá provisionalmente a Sharapova a partir del 12 de marzo
Maria Sharapova no podrá jugar al tenis a partir del 12 de marzo. Así lo ha decidido la Federación Internacional del Tenis (ITF) tras el anuncio de la rusa en una rueda de prensa que ha conmocionado al mundo del tenis. Sharapova ha reconocido que dio positivo en un control antidopaje realizado durante el pasado Open de Australia por un medicamento que llevaba tomando desde 2006.


Maria Sharapova se derrumba durante la rueda de prensa

La Federación Internacional de Tenis (ITF) ha informado de que la tenista rusa Maria Sharapova, que dio positivo en un control realizado en el Abierto de Australia, será suspendida provisionalmente a partir del 12 de marzo.

Sharapova ha anunciado en Los Ángeles (Estados Unidos) que ha dado positivo en un control antidopaje al que se sometió durante el pasado Abierto de Australia por un medicamento que ha utilizado durante los últimos 10 años.

Poco después la ITF emitió un comunicado en el que explica que el 26 de enero pasado Sharapova entregó una muestra a su Programa Antidopaje del Tenis (TADP) en relación con su participación en el Abierto de Australia.

Explicaciones del escándalo

"Esa muestra fue analizada por un laboratorio acreditado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y arrojó un positivo por Meldonium, una sustancia prohibida tanto por la AMA como por la TADP", señala la ITF. La ITF agrega que "de acuerdo con el artículo 8.1.1 de la TADP, Sharapova fue acusada el 2 de marzo de una violación de las normas antidopaje" y que la rusa "admitió la existencia de Meldonium en su muestra del 26 de enero".

"Como el Meldonium en una sustancia no especificada en la lista de sustancias y métodos prohibidos de la AMA y la TADP, Sharapova será suspendida provisionalmente a partir del 12 de marzo, a la espera de que el caso quede aclarado", concluye la ITF.

Reacciones de todos los colores

El presidente de la WTA, Steve Simon, se ha mostrado "muy triste" tras conocer el positivo de Maria Sharapova durante el Abierto de Australia y, aunque tiene a la rusa por "una mujer de gran integridad", ha remarcado que "cada jugadora tiene la responsabilidad de conocer lo que pone en su cuerpo".

"Estoy muy triste por escuchar esta noticia. Maria es una líder y siempre he considerado que es una mujer de gran integridad. Sin embargo, como Maria ya sabe, cada jugadora tiene la responsabilidad de conocer lo que pone en su cuerpo y saber si está permitido", apuntó Simon a través de un comunicado.

El máximo responsable del circuito mundial femenino añadió que "ahora el asunto está en manos del Programa Antidopaje del Tenis y sus procedimientos habituales" y que "la WTA apoyará las decisiones que tome" dicho estamento.

http://deportes.atresmedia.com
Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #366 en: Marzo 27, 2016, 20:45:28 pm »
Djokovic apabulló a Raonic y firmó una doble marca en Indian Wells



INDIAN WELLS - El serbio Novak Djokovic se impuso por un contundente 6-2 y 6-0 al canadiense Milos Raonic y se convirtió en el primer pentacampeón de Indian Wells. Además logró su título N°27 títulos de Masters 1000 e igualó el récord de Rafael Nadal.

Todo muy sencillo para Djokovic. Fue dueño absoluto del encuentro, de principio a fin. Buenas devoluciones al centro, solidez con su servicio y demolición sobre un Raonic que terminó hundido en errores, con problemas físicos y pagando carísimo su poca efectividad con el primer saque. Triunfo en apenas una hora y 17 minutos de acción.

Djokovic tomó el control desde el inicio. En un extenso game, el serbio firmó un primer golpe demoledor al acertar un quiebre de servicio para el 1-0. Y hubo más, porque Raonic se fue del eje, falló por demás con el primer saque (0 de 8 con el segundo hasta ahí) y el N°1 del mundo volvió a castigar con la devolución para poner un contundente 4-0.

El serbio siguió metiendo presión a Raonic y hasta lo llevó a deuce en el siguiente juego, pero tuvo que esperar un poco más y, haciéndose fuerte con su servicio, cerró el primer set por 6-2 en 44 minutos de acción.

Para colmo, más problemas para Raonic. El canadiense se fue al vestuario por un problema muscular en un aductor y en su retorno se vio aún más impreciso, falto de intensidad y sin recuperar el primer servicio. Y Djokovic no perdonó: rápido doble quiebre para ponerse 4-0.

La historia parecía sellada. Y la confirmación llegó un juego después, cuando, en la tercera oportunidad de break, volvió a golpear con su devolución. Luego, con su servicio, fue el punto final. La derecha de Raonic quedó en la red y Nole volvió a festejar en Indian Wells.

El serbio, que en semifinales dejó a Nadal en el camino, sumó de esta manera su victoria seguida N°17 en Indian Wells y se mantiene con una racha de diez finales seguidas en Masters 1000 (no jugó en Madrid 2015).

Djokovic, además, atraviesa un gran inicio de temporada, con 22 triunfos en 23 partidos. Su única derrota fue ante Feliciano López por un retiro tras un problema en la vista.

Por su parte, Raonic no pudo darle el cierre acorde a un gran torneo, en el que supo vencer en cadena a Iñigo Cervantes, Bernard Tomic, Tomas Berdych, Gael Monfils y David Goffin. El canadiense, a su vez, vio postergado su regreso al Top 10.

http://espndeportes.espn.go.com


Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #367 en: Marzo 27, 2016, 20:49:10 pm »
Azarenka, título y de nuevo en el Top 10



INDIAN WELLS - El duelo entre las dos mejores del momento quedó en manos de Victoria Azarenka. La bielorrusa venció a Serena Williams por 6-4 y 6-4 y se quedó con el título del WTA Premier de Indian Wells.

En el primer set, de 42 minutos, la efectividad fue la clave: la bielorrusa aprovechó su única chance de quiebre, mientras que supo afrontar con éxito las 5 que padeció con el servicio.

Ya en el segundo, el dominio de Azarenka fue definitorio, poniéndose rápidamente 4-0 ante los nervios de Serena, atada desde lo deportivo y emocional. Sin embargo, llegó la esperada reacción para que la norteamericana se ponga a tiro: del 1-5 al 4-5 y expectativa en el cierre del parcial. En ese momento, Azarenka llegó a servir 15-40 pero logró estar a la altura y cerrar el pleito

Así, cortó una racha de cinco derrotas en fila ante Serena, que ahora lidera el frente a frente por 17-4. Y de esta manera, Azarenka, 15ª del ranking mundial, alcanza el Top 10 tras 20 meses, ya que dejó ese lugar en agosto de 2014.

En la previa, la europea avisaba: en semifinales, la bielorrusa (que también fue eliminada por Kerber en Australia) ya había vencido a la checa Karolina Pliskova por 7-6 (1), 1-6 y 6-2 luego de dar la nota en cuartos de final donde apabulló 6-0 y 6-0 a Magdalena Rybarikova.

Ahora, bicampeona en Indian Wells (ya lo había hecho en 2012, año en el que fue bronce olímpico en single y campeona en doble mixto), subirá al octavo lugar, dejando atrás, entre otras, a Maria Sharapova, sancionada provisoriamente. Aunque para ella: "El ranking no es un objetivo para mí. Mi meta es ganar torneos del Grand Slam y otros grandes. Lo otro va a venir después”.

Serena, mientras tanto, llegaba tras una dura prueba contra la tercera sembrada, Agnieszka Radwanska, a quien venció por 6-4, 7-6 (1). Con esta actuación, aun así, la polaca recuperó el número 2 del mundo.

La 21 veces campeona de Grand Slam, quien había jugado solo un torneo en esta temporada (cayó ante Angelique Kerber en la final del Abierto de Australia), se encontraba ante la chance de seguir aumentando su ventaja ante el resto, al punto de que la propia polaca está alcanzando los 5775 puntos, mientras que Serena, de ser campeona, hubiera alcanzado los 9855.

Serena llegaba invicta en finales de Indian Wells, donde levantó la copa en 1999, cuando venció a Steffi Graf y en 2001 (victoria ante Kim Clijsters). Llega a la final con un récord de 19 -1 en el desierto californiano.

La número uno del mundo, además, fue la primera estadounidense en la final de Indian Wells desde Lindsay Davenport en 2005. La última campeona local fue precisamente Serena, en 2001. Esta vez, la alegría es bielorrusa.

http://espndeportes.espn.go.com


« Última modificación: Febrero 07, 2017, 20:50:17 pm por Razor »
Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #368 en: Marzo 27, 2016, 20:54:07 pm »
Las lágrimas de Garbiñe: "¡No quiero jugar más!"
La española volvió a estallar contra su entrenador en la primera ronda de Indian Wells. En 2016 encadena malos resultados y reiterados enfados captados por la televisión.




"¡No quiero jugar más! ¿Crees que voy a pelear estando 0-3 abajo en el segundo set?". Garbiñe Muguruza da muestras de agotamiento. Se encoje en la silla y llora mientras su entrenador, el francés Sam Sumyk, intenta desesperado que se recomponga y juegue como sabe. La frustración es evidente, ya ha perdido el primer set y eso que enfrente solo tiene a Christina McHale, una jornalera del tenis que no aparece en la lista de las mejores hasta bien pasado el puesto cincuenta. La española, cuarta del mundo, es incapaz de hacer daño a una jugadora que está muy lejos de su nivel.

El problema no es tanto un fallo concreto sino la reiteración en el error. Muguruza, que hizo un fantástico 2015, se está acostumbrado en el inicio de temporada a salir rápido de los torneos, en la primera ronda habitualmente. E incluso peor que los resultados es lo que se ve en los descansos, cuando se sienta con su entrenador y muestra sus frustraciones. Las lágrimas de Garbiñe son otra forma de desesperación. Una representación diferente de lo que pasó hace un par de semanas en Doha, cuando estalló a gritos contra él con bastante malos modos.

"Lo estoy intentando, dime algo que no sepa", le gritó aquella tarde a Sumyk. "Yo no me voy a morir por la bola, yo no", repetía con énfasis la española. Es ella la primera en reconocer que este año iba a ser el más difícil de su carrera, que no es tan difícil llegar como mantenerse. Los objetivos de este 2016, por el momento, no se están cumpliendo. Perdió en primera ronda en Brisbane, en Dubai y ahora en Indian Wells, no ha conseguido pasar de cuartos de final en ningún torneo y solo en la Fed Cup, contra Serbia, se vieron destellos de la jugadora que es.

Falla la cabeza, que era uno de los puntos fuertes de su anterior entrenador, Alejo Mancisidor. Con él llegó a la final de Wimbledon y se convirtió en la sensación del circuito, pero la relación se quebró el pasado verano. "Las diferencias eran muchas y mis valores no me permitían creer y seguir en ello. En 2010 llamó a mi puerta una niña con muchas ganas de aprender y mejorar un tenis que ya llevaba en su ADN, por aquel entonces la 300 del mundo. Hay veces que los grandes éxitos hacen grandes a las personas pero acaban por destruir relaciones", escribía en su facebook el entrenador después de su ruptura. Dudas sobre su personalidad que en aquel momento, cuando los resultados estaban llegando, parecían más despecho que sustancia.

Altibajos

Los meses posteriores al cambio de técnico fueron buenos para Muguruza. La inercia y unos niveles de confianza máximos le llevaron a ganar en Pekín, hacer final en Wuhan y semifinales en la copa de maestras. Meses de buen tenis en los que su potencial no se perdía en las lagunas que son habituales en su carrera. Pero en 2016 las aguas se han enturbiado y el nuevo entrenador no parece dar con la tecla para que vuelva al carril.

Con Sumyk las cosas son complicadas, aunque ella niega que haya dudas. "Con mi entrenador las cosas van perfectamente, no creo que haya ningún problema. Él sabe que tengo carácter y creo que es uan buena señal cuando una expresa la manera en que se siente. Demuestras que te importa lo que está ocurriendo, que estás triste. No es nada malo", justificaba recientemente la caraqueña. "Cuando haces el esfuerzo y no encuentras lo que buscas, es normal frustrarse, las emociones están a flor de piel, y peleas conforme a la manera en que te sientes", remataba Muguruza.

La hispanovenezolana es la primera en reconocer que sus emociones son como una montaña rusa. "Soy una persona calmada. Obviamente en pista afronto los partidos de forma bastante pasional y en ocasiones muestro de forma muy temperamental cómo me siento. Tengo que lidiar con ello, seguir aprendiendo y encontrar la forma de ganar los partidos. Algunos días estaré más tranquila y otros seré más emocional”, decía hace poco la española.

Garbiñe es una jugadora muy dada a las rachas, tanto a las buenas como a las malas. Después de ganar en Wimbledon encadenó errores en Toronto, Cincinnati y el US Open, para después remontar y mostrarse entre las mejores. Es cierto también que tiene cierta tendencia a caer contra jugadoras que son mucho peores que ella, como si se confiara los días en los que la gloria no espera al final y las cámaras olvidan que está jugando. El problema, claro, es que para disputar los grandes partidos también hay que batirse el cobre en las jornadas grises.

La clave es seguir aprendiendo, estabilizarse, sosegarse, poner las cosas en su justa medida. Porque el potencial tenístico nadie lo duda, su final en Wimbledon no es casualidad porque nunca lo es llegar hasta el último escalón en el torneo más exigente del mundo. Pero tener los golpes, la altura y el físico no es suficiente. La irregularidad en el circuito femenino es una constante, algo con lo que tienen que trabajar todas las jugadoras y que persigue a la mayoría de las grandes raquetas -a Serena menos, claro, aunque juega cuando quiere-. Ese es el siguiente paso para Muguruza, no solo subir sino mantenerse.

www.elconfidencial.com
Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos

Desconectado telmex

  • Bicampeón
  • **
  • Mensajes: 2862
  • F1
Re:Tenis
« Respuesta #369 en: Agosto 06, 2016, 16:09:50 pm »


Inició oficialmente la justa veraniega en Brasil



En el palco de honor, el líder olímpico Thomas Bach observaba acompañado por el presidente interino Michel Temer, un recordatorio de la crisis política por la que atraviesa el país y que amenaza con desbancar a la mandataria Dilma Rousseff.

Pero nada pudo aguar la fiesta de los primeros Juegos Olímpicos en Sudamérica.

Los directores del show, entre los que figura el cineasta Fernando Meirelles, echaron mano de la inagotable cantera de ritmos brasileños para pintar un lienzo de bossa nova, samba y funk tan intoxicante como la sensualidad de Gisele, que arrancó vítores de la multitud al desfilar sola a lo largo del escenario mientras Daniel Jobim interpretaba la canción “La Chica de Ipanema” compuesta por su abuelo Tom Jobim, quizás la melodía más emblemática de este país.

 

Un sobrio mensaje sobre los efectos del calentamiento global, con imágenes aéreas de algunas de las principales ciudades del planeta y simulaciones digitales del avance de las aguas sobre la tierra a medida que se derriten las capas polares. Mientras se iluminaba la tarima de líneas verdes para simbolizar la reforestación del planeta, las actrices Judi Dench y Fernando Montenegro leyeron un poema del autor brasileño Carlos Drummond de Andrade con un mensaje de esperanza para el futuro.


Los atletas de Grecia Foto: AP

Como es la tradición por tratarse del país donde nacieron las olimpiadas, Grecia encabezó el desfile de más de 10.500 deportistas de 205 países, además de una delegación de atletas independientes y, por primera vez, un equipo de 10 refugiados de países en conflicto que desfilarían bajo la bandera olímpica.

El ex maratonista brasileño Vanderlei Cordeiro de Lima encendió el pebetero de los Juegos Olímpicos, ante la aclamación de 60 mil espectadores.



Funcionarios brasileños habían advertido que este pebetero sería más pequeño que los anteriores, como un recordatorio sobre la necesidad de reducir el calentamiento global provocado por los combustibles fósiles y los gases de invernadero. La flama se alberga en una escultura gigantesca con espirales que representan el sol.

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #370 en: Febrero 07, 2017, 20:59:18 pm »
Federer agranda su leyenda tras derrotar a Nadal en Australia
A los 35 años consiguió lo que nadie esperaba, volver a su nivel más alto de tenis y lograr su décimoctavo Grand Slam.
El español luchó hasta el final, pero no fue suficiente.




Con 35 años y 18 Grand Slams en su historial, Roger Federer consiguió la victoria más valiosa de su carrera. Son 15 años de excelencia, es el mejor de todos los tiempos, pero hasta Melbourne no había conseguido un logro como este. Sí, había ganado a Rafa Nadal en dos finales de Grand Slam, pero fueron en WImbledon, su casa, cuando el español aún no tenía su mejor juego. Esta no, el Abierto de Australia de 2017 pasará sin duda a ser su victoria favorita. La consiguió contra el pronóstico de todos, cuando ya le daban por amortizado. Fue contra su más fiero rival, el jugador que durante tanto tiempo le comió la moral, el único que ponía en duda su supremacía histórica.

Para llegar hasta aquí el suizo tuvo que mostrar su máximo nivel, el tenis de más quilates que nunca se vio en una pista. La experiencia le dictaba que menos del 100% era sinónimo de derrota, pues cualquier resquicio de duda iba a ser aprovechado por Nadal para venirse arriba y hacerle daño. A estas alturas de su carrera el suizo ya conoce lo suficiente a su amigo para comprender que el único camino hasta la victoria contra él es ese. Y ese es el recorrido que emprendió, el que le llevó hasta la victoria. Durante todo el encuentro fue un torbellino, sin mostrar una flaqueza. Y, a pesar de todo, necesitó cinco sets para llevarse a casa este torneo.

Desde el primer momento del partido Federer se mostró agresivo, con la idea de acortar los puntos. No podía dejarse atrapar en la tela de araña de Nadal, esa que hace eternos todos los juegos, que prefiere que un partido dura seis horas a tres. El español siempre ha mostrado una capacidad de sacrificio colosal, muy por encima de cualquier otro deportista. Por más adversidades que se encuentre siempre va a pensar en recueprarse, y es eso lo que quería evitar Federer por todos los medios. No se podía permitir la calma, tenía que ponerle al tenis un ritmo espídico.

Son 35 años y se puede pensar que ya está más cerca del ocaso que de reverdecer los laureles, pero en estos días de Melbourne parece el mismo jugador que con 25 años sometió el tenis mundial a su antojo. Cuando está bien no corre, flota, porque tiene la mayor intuición del deporte. El resto de tenistas tienen que mirar a la bola para moverse a por ella, el suizo lo sabe desde antes de que su rival haga cualquier gesto con la raqueta. Eso le da una ventaja enorme, pues se adelanta a los movimientos como si en lugar de un maestro del tenis lo fuese de las artes marciales.

Nadal, siempre correcto, se mostró equilibrado en la tormenta. Perdió el primer set porque su rival fue mejor, pero no dejó de luchar un solo punto. No es cosa de pundonor sino de táctica, él tiene claro que la mejor manera de ganar un partido, en su caso, es alargarlo, y que todas las carreras que pueda forzar a su rival no están de más. El 6-4 era dominio de Federer, pero ponerse por detrás no es un problema para el español. Quedaba mucho por luchar.

En el segundo, como si Federer estuviese algo dormido, Nadal empezó ganando los cuatro primeros juegos. Dos breaks rápidos, el primero de ellos después de remontar un 40-0 del suizo. Ese juego fue clave, pues el campeón de 17 Grand Slams se dio cuenta de que no le iban a regalar ni un golpe en todo el encuentro, que si quería hacer la machada de ganar cuando todos le daban por muerto tendría que hacerlo con sus propios méritos. No podría dejarse ni medio esfuerzo, porque el tenis que exige Nadal obliga a que la concentración esté siempre al límite.

Federer, que en ocasiones se ha visto dubitativo en estas circunstancias, dio un paso más en el siguiente set. Esta vez no se iba a dejar comer la moral. Pocas veces se ha visto un jugador al nivel de Federer en el tercer set del partido. La agresividad constante, una catarata de derechas a la línea y el juego de pies más pulido del circuito estaban dando un cóctel difícil de superar. Cuando el de Basilea se pone en modo huracán es uno de los mayores espectáculos de la tierra, un vídeo de esa parte del partido podría perfectamente ponerse en bucle en el Reina Sofía como muestra de videoarte. El 6-1, sin embargo, es engañoso. Podría significar que Nadal estuvo a su merced, que se dejó ir, pero en absoluto fue así. En medio de esa tormenta él seguía intentando alargar todos los puntos, sin dar comodidades ni pensar en el siguiente set. Duró 41 minutos, más, por ejemplo, que el siguiente set.

El reto que pudo a Nadal

Ponerse 2-1 abajo contra Federer y no morir en el intento. El reto de Nadal era propio de Homero, pero él no se amilanó por la desventaja. Los nervios no son cosa para el español, que hace años descubrió las claves que llevaban a la victoria y no las ha dejado en ningún momento. La temporada pasada tuvo rachas en las que se vio desorientado, sin confianza en su tenis. Ahora eso lo ha recuperado, aunque esta vez no haya sido suficiente. En el cuarto set no jugó mucho mejor que Federer, al contrario. Es verdad que el de Basilea no estuvo al nivel del parcial anterior, que pasó de la poesía a la prosa, pero aún así mostró un juego magnífico. Alcanzable para Nadal, que estuvo en su misma frecuencia. El pasado demuestra que, cuando estos dos jugadores se igualan, la ventaja es para el español. Venció Nadal, no sin dificultades, el cuarto set y llevó el partido al quinto, el lugar en el que Nadal es más feliz.

Pero la felicidad a veces es una máscara, y no siempre se puede repetir la leyenda del invencible. Estaba a punto de escribirse la mejor historia del tenis, un set en el que muchos pensarán en el futuro, un rato de deporte que marcará para siempre el legado de dos colosos. Nadal comenzó fuerte, en el primer saque del suizo logró romperle. Las cosas se ponían muy feas para Federer, que no siempre fue el más fuerte mentalmente para remontar. Es una capacidad que no tiene muy desarrollada porque no la ha tenido que utilizar tanto, él normalmente ganaba sin sufrir.

Quizá los últimos seis meses han cambiado eso. Una lesión larga en la rodilla le tuvo lejos de las pistas, un tiempo precioso para valorar todo lo que tiene y todo lo que puede ser. Estar lesionado es sufrir, aprender a sufrir, que es lo que también necesitaba el coloso. Vio el 2-0 en el marcador final y no se desarmó, no concedió, simplemente volvió a dar lo mejor de si mismo. Ganó su siguiente servicio y volvió a subir su nivel.

El balear, que nunca tuvo el servicio como su arma maestra, se encontró con Federer restando en la línea. De nuevo subiendo el nivel, sin miedo y sin medida, porque del mismo modo que a él le empezaron a entrar bolas increíbles a otros se le hubiesen ido fuera. Nadal se defendía, con 4-3 en contra y sacando se vio con 0-40, casi perdido, y voló hasta el deuce. Lo que pasa es que cuando se juega mucho a la ruleta se pierde. Estaba demasiado cerca del abismo y se cayó. Dejaba a Federer la oportunidad de ganar en Melbourne con su saque.

Y, aunque Nadal nunca dejó de luchar, este no era el día. Le sacó una bola de 'break' a Federer en ese último juego, parecía que, una vez más, había vuelto. Pero no, este no era el día del español, era el mito quien llamaba, el que tenía la ventaja, el que se iba a sacar de la manga los servicios más ajustados y los golpes más precisos para llevarse a casa el torneo. Para sumar 18. Para ganar a Nadal. Para sacudirse de tantos y tantos fantasmas que le han acompañado en su carrera. La mayor sonrisa que se le ha visto nunca, la victoria más trabajada del hombre que más ha ganado.

http://www.elconfidencial.com


Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #371 en: Febrero 07, 2017, 21:11:37 pm »
Serena triunfa por séptima vez en Australia
Se impuso a su hermana Venus, en el duelo estadounidense por el título en el Abierto de Australia, por 6-4 y 6-4, para recuperar así el puesto de número uno del mundo.




Serena Williams se impuso a su hermana Venus, en el duelo estadounidense por el título en el Abierto de Australia, por 6-4 y 6-4, para recuperar así el puesto de número uno del mundo, y conquistar este título por séptima vez, y sin ceder un set. Serena, además, rompió la igualdad que mantenía con la alemana Steffi Graf, y figura ahora con 23 Grand Slams, a un solo título de Margaret Court, aunque la australiana ganó 13 de ellos antes del comienzo de la Era Open. Todo, en 88 minutos de una final pobre en cuanto a juego, y que acabó con 46 errores no forzados en total, 25 en la casilla de Venus.

Después de las emociones y los saltos de alegría de las dos hermanas al salir airosas de las semifinales, se pasó a la emoción contenida durante el encuentro y a un gran abrazo entre las dos rivales al acabarlo, pasando Venus al campo de su hermana para felicitarla de esta forma y acabar así la final de mayor edad en la historia del tenis en la que entre las dos sumaban 71 años y 11 meses.

Serena Williams, de 35 años y cuatro meses, acabó sentada en la pista central tras ganar el último punto y convertirse en la más veterana de la Era Open en levantar un Grand Slam y en asaltar de nuevo el número uno del ránking. Este lunes aparecerá de nuevo en esta posición, que le arrebató la alemana Angelique Kerber en el pasado US Open, tras 186 semanas de dominio, con 700 puntos de ventaja sobre la germana, seguidas las dos por la checa Karolina Pliskova, más atrás con 5.270 puntos.

"No lo hubiera ganado (el 23 grande) sin ella. Ni uno de ello. Sin ella las hermanas Williams no hubieran existido", dijo una emocionada Serena en la entrega de premios, sosteniendo en sus manos ya la copa de ganadora, convertida en la jugadora que más títulos del Abierto de Australia ha logrado desde la Era Open. "Tú me has inspirado, y se merece un aplauso por su impresionante regreso", dijo Serena sobre su hermana, tras recibir el trofeo de manos de la excampeona checa Hana Mandlikova, aunque luego rectificó. "No me gusta la palabra regreso. Ella nunca se fue".

27 ganadores de Serena

Alexis Ohanian, prometido de Serena, coofundador de la red social Reddit, fue testigo del triunfo de la menor de las Williams, que sigue mandando en el circuito a pesar de su edad. La tercera final del Grand Slam en la que las dos jugadoras habían superado los 30 años, acabó con un error de Venus, en pleno ataque de Serena poco después del mejor punto del partido, un largo intercambio de 24 golpes, que fue lo mejor del duelo.

El encuentro comenzó muy frío para ambas, con cuatro roturas consecutivas (seis en todo el partido), y con Serena destrozando su raqueta en el tercero contra el suelo tras verse superada en uno de los puntos. No había apenas peloteo, solo disparos a los ángulos, lucha por dominar el punto desde el primer instante del juego, pero los errores se sumaban y los aciertos no hacían del partido un duelo brillante.

Pese a todo prevalecieron los 27 golpes ganadores de Serena, más contundente y rápida que su hermana, que apenas hizo daño con su servicio, con un pobre 29 por ciento de puntos ganados, y que quizás desperdició una de sus últimas oportunidades para sumar su octavo título del Grand Slam. Fue la séptima victoria de Serena en nueve finales de Grand Slams de las Williams, y la primera desde Wimbledon en 2009.

http://www.elconfidencial.com


Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #372 en: Junio 14, 2017, 22:29:01 pm »
Nadal aumenta su leyenda y gana Roland Garros por décima vez
-Primer tenista de la historia que gana un Grand Slam diez veces.
-El tenista español no ha cedido ni un set en todo el campeonato.
-Stan Wawrinka no fue rival, Rafa Nadal le ganó por 6-2, 6-3 y 6-1.




La leyenda de Rafa Nadal sigue agigantándose. El tenista español ganó su décimo Roland Garros tras aplastar en la final a Stan Wawrinka (6-2, 6-3 y 6-1).

Nadal ha cuajado un torneo sobresaliente, en el que no ha cedido ni un solo set y ha demostrado que está de nuevo en su mejor nivel. La victoria hará que ascienda además al número 2 del mundo.

Contra Wawrinka repitió exactamente el mismo marcado que en el único duelo que habían mantenido en Roland Garros, en los cuartos de final de 2013.

En presencia del rey Juan Carlos en el palco de autoridades, el tenista mallorquín consiguió su decimoquinto Grand Slam, con lo que supera al estadounidense Pete Sampras y se queda a tres del suizo Roger Federer.

"Es increíble volver aquí, ganar la décima para mí es muy especial, os doy las gracias, estoy muy emocionado, mi francés es muy malo y en este momento no tengo palabras, estoy muy emocionado", dijo el tenista que trató de dirigirse al público en el idioma local.

El juego del español rozó la excelencia que venía demostrando a lo largo del torneo, donde acalló las bocas que le daban por acabadoNadal aseguró que en cada partido intenta "dar lo mejor", pero reconoció que cuando entra en la Philippe Chatrier su sensaciones "son especiales, difíciles de comparar". "La fuerza, la adrenalina que siento en esta pista es imposible de comparar, es la más importante de mi carrera, no lo puedo describir", afirmó al borde de las lágrimas.

Tardó algo Nadal en afinar la maquinaria, el tiempo que tuvo en poner a punto su servicio, los cuatro primeros juegos del primer set. Pero cuando estuvo engrasado, el español fue un torbellino de tenis que maniató los golpes de Wawrinka, que por primera vez perdió la final de un grande, tras haber ganado las tres anteriores que había disputado, una de ellas la de 2015 aquí en París. El helvético perdió su imbatibilidad en grande y Nadal mantuvo la suya en la final de Roland Garros, 10 de 10.

El juego del español rozó la excelencia que venía demostrando a lo largo del torneo, donde acalló las bocas que le daban por acabado tras dos años consecutivos sin levantar la Copa de los Mosqueteros, el pasado por lesión y el anterior barrido por el serbio Novak Djokovic, el segundo hombre que le batía en su tierra batida parisiense.

Nadal encadenó siete juegos consecutivos, cerró la primera manga y se colocó con ventaja en la segunda, 3-0, con lo que se limitó a mantener su servicio y romper en el octavo para cerrarla.

Wawrinka, que se fue derritiendo en la caldera de la central, con 31 grados de justicia y un público dividido entre el helvético, francófono, y la leyenda del torneo, que se fueron repartiendo los apoyos de los casi 15.000 espectadores del estadio.

A partir de ese momento, el suizo tenía ante sí una montaña que escalar, levantar dos sets al mejor jugador de la historia en Roland Garros en uno de los momentos más dulces que se le recuerda, pletórico de forma y de tenis.

El suizo cedió su saque de entrada en el tercer set y ya solo pudo ganar un juego en ese parcial.

www.20minutos.es


Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #373 en: Junio 14, 2017, 22:35:13 pm »
Ostapenko se convierte en la reina de Roland Garros con solo 20 años
-Es la tenista más joven en dos décadas (20 años y dos días) en ganar en la tierra de París.
-Resultado de la final: Jelena Ostapenko (LET) vs Simona Halep (RUM/N.3) 4-6, 6-4, 6-3.




La tenista letona Jelena Ostapenko ha conseguido este sábado el primer 'Grand Slam' de su trayectoria deportiva, también primer título WTA y primer 'grande' para el tenis letón en categoría femenina, tras vencer a la rumana Simona Halep en tres sets en la final de Roland Garros (4-6, 6-4, 6-3).

Ostapenko se había convertido en la primera mujer de Letonia en alcanzar una final de 'Grand Slam' y, por lo tanto, este sábado se ha erigido en leyenda al convertirse, igualmente, en la más joven en dos décadas (20 años y dos días) en ganar Roland Garros. Con un tenis muy sólido y a pesar de sus numerosos errores no forzados, logró deshacerse de una 'Top 5' como Simona Halep, que tendrá que seguir esperando para lograr su primer 'grande' y asaltar el número uno de la WTA.

Ambas tenistas comenzaron dubitativas en sus servicios, perdiendo sus primeros saques. Aunque Ostapenko logró un segundo 'break' para volver a ponerse por delante, no lo consolidó y volvió a ceder en su saque ante la rumana. Halep se consiguió hacer con el primer set del encuentro tras volver a arrebatarle un servicio a su rival en el juego definitivo. La número cuatro del mundo había puesto la directa y ya le resultaría muy complicado a la letona pararla.

Y así parecía cuando Halep se consiguió poner 0-3 arriba en el inicio de la segunda batalla, demostrando una gran fortaleza en su saque. No le resultó difícil doblegar a su rival con un 'break' que luego consolidó fácilmente. Sin embargo, Ostapenko no había dicho su última palabra todavía y, poco a poco, se volvió a reenganchar en el partido, para adelantarse merced a cuatro juegos ganados seguidos.

Ostapenko se reivindica

Halep entró en un momento de bajón en su juego y no lograba puntos fáciles ante una letona que se venía arriba, creyéndose capaz de disputarle la final a toda una 'Top 5' del mundo. Sendas roturas no variaron el devenir del encuentro, con Ostapenko por delante, dando finalmente un golpe sobre la mesa para poner el 6-4 definitivo que le llevó a igualar la contienda.

La batalla definitiva comenzó con un guion similar a la segunda de las tandas, con Halep empezando muy fuerte para irse 1-3 arriba tras un 'break'. Sin embargo, la letona volvió a evidenciar que, cuando jugaba concentrada y sin cometer fallos, sus golpeos ganadores eran mucho más prolíficos. Logró volver a adelantarse en la contienda y, tras tres roturas seguidas, se hizo con el set, el partido y el torneo ante una Simona Halep que no se lo creía (6-3).

Con el resultado, la letona releva a Garbiñe Muguruza y se convertirá en jugadora 'Top 20', subiendo hasta el puesto 13 de la WTA. Mientras, Halep seguirá siendo la mejor de la historia del tenis rumano aupándose a la segunda posición del ranking, muy cerca de superar a la alemana Angelique Kerber, que mantendrá el liderato mundial del tenis femenino.

Resultado final: Jelena Ostapenko (LET) vs Simona Halep (RUM/N.3) 4-6, 6-4, 6-3.

www.20minutos.es


Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #374 en: Julio 19, 2017, 21:59:00 pm »
Federer es infalible y gana su octavo Wimbledon ante Cilic



Las lágrimas protagonizaron la final de la 50 edición de Wimbledon en la Era 'Open'. Las de Roger Federer, que rompió a llorar al ver a sus cuatro hijos en el palco tras vencer a Marin Cilic por 6-3, 6-1 y 6-4 y lograr el título por octava vez, y las del croata al saber que no podía competir al máximo nivel tras lesionarse la planta del pie izquierdo. Federer se convirtió en el jugador que más veces ha ganado este Grand Slam, y el más veterano en lograrlo, al imponerse a Cilic en una hora y 41 minutos. Además, conquistó el título por primera vez sin ceder un set (había estado en dos ocasiones a punto de conseguirlo, en 2006 y 2008).

Un 'ace' final, el octavo de su cuenta, sirvió para que Federer cerrara la contienda y se hiciera con su decimonoveno título 'major'. Así rompió la igualdad que mantenía en Wimbledon con el británico William Renshaw, hombre récord en los albores de este grande, y el estadounidense Pete Sampras, ya en la Era 'Open', con siete.

Cilic, campeón del Abierto de EEUU en 2014, se vio perjudicado por una lesión en la planta del pie izquierdo, por la que lloró desconsoladamente al término del tercer juego del segundo set (3-0). Parecía que iba a retirarse, pero saltó de nuevo a la central tras una gran ovación del público. Luego, actuó disminuido ante Federer, que no tuvo compasión.

El abandono de Cilic en el horizonte

La final fue la más corta en juegos desde que el australiano Lleyton Hewitt se impuso en la de 2002 al argentino David Nalbandian por 6-1, 6-3 y 6-2. Pudo haber acabado antes, porque Cilic parecía dispuesto a abandonar a los 45 minutos, cuando pidió la ayuda del fisioterapeuta por su problema físico.

Aunque tomó unas pastillas para mitigar el dolor, la retirada del croata parecía inminente, pero se levantó, se repuso y salió a jugar, sabiendo que ya tendría pocas opciones. Federer había ganado el primer parcial con dos roturas, en el quinto (3-2) y noveno juegos (6-3), tras salvar una oportunidad de Cilic en el cuarto. El croata había entregado esa manga con su segunda doble falta. Sólamente una final individual de Wimbledon (masculina/femenina) había acabado antes con retirada. Fue en 1911, cuando Anthony Wilding venció a Herber Roper Barrett.

"Una montaña difícil de escalar"

Con su lesión, Cilic no pudo mostrar el buen juego que le había llevado a disputar la segunda final del Grand Slam de su carrera, con un objetivo: vencer a Federer en por segunda vez en un grande. "Una montaña difícil de escalar", había dicho días antes. El croata, que había llegado a la final con 130 saques directos, solo logró cinco ante Federer, que anotó tres más que él. El helvético ganó el encuentro en los errores no forzados, con solo ocho en su cuenta, por 23 de Cilic. Federer además salvó su servicio en todo el partido y su rival lo cedió cinco veces.

El suizo conquistó así su segundo Grand Slam este año, tras vencer al español Rafael Nadal en la final del Abierto de Australia en enero. Ambos con 35 años cumplidos. Federer lleva ya 5 títulos esta temporada: Melbourne, los Masters 1.000 de Indian Wells y Miami, su noveno Halle y este Wimbledon. En total, 93 en su carrera.

Con su victoria, Federer de 35 años y 342 días, se convierte en el jugador más veterano en la historia en ganar Wimbledon. El suizo recuperará este lunes la tercera posición en la lista mundial, por primera vez desde agosto de 2016, para situarse detrás del británico Andy Murray y de Nadal.

http://www.elconfidencial.com




Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #375 en: Julio 19, 2017, 22:02:42 pm »
Garbiñe Muguruza gana Wimbledon, es la nueva reina de Inglaterra
Garbiñe Muguruza pasa la historia del deporte español al convertirse en la segunda tenista de nuestro país que reina en Wimbledon.
Venus Williams poco pudo hacer.




¡Magistral! Una sensacional Garbiñe Muguruza hace historia al convertirse en la segunda tenista española en ganar Wimbledon, lo que hasta ahora sólo había conseguido Conchita Martínez, precisamente su entrenadora durante esta edición. Venus Williams ofreció resistencia en el primer set, pero acabó sucumbiendo ante la caraqueña, que arrasó en el segundo. Un 7-5 y 6-0 que la convierte en la nueva reina de Inglaterra si de tenis hablamos. "Me tengo que ir a comprar un vestido" para la fiesta final del torneo, bromeó tras firmar tan brillante página.

La española mostró la misma solidez que ha alumbrado su juego desde que dio comienzo el torneo. Y, sobre todo, sin perder los nervios cuando Venus Williams tuvo opciones de empezar a inclinar la balanza a su favor. Fue en el primer set cuando la estadounidense tuvo serias posibilidades de tomar ventaja, pero en esos momentos de dificultad Garbiñe sacó lo mejor de sí. Nunca cedió, nunca su rostro emitió malas señales.

Confianza

A Venus le gusta mandar, no esperar a ver qué pasa. Pero su agresivo juego tuvo cumplida y acertada respuesta en todo momento por parte de Garbiñe. Y por ahí fue minando poco a poco la moral de la tenista americana, que en el segundo set apenas hizo nada bien. Todo lo contrario que la de Caracas, que con el paso de los juegos fue adquiriendo más y más confianza hasta pasar por encima de la veterana Williams.

El primer set fue igualado de principio a fin. Las dos mantenían su servicio a buen recaudo. Había mucha tensión en la pista, casi un poco más en el lado de la española. Quería ajustar tanto sus golpes que muchas bolas se fueron más allá de la línea de fondo. Poco a poco, eso sí, fue puliendo ese detalle, algo que acabó siendo definitivo para ganar. Todo lo contrario Venus, que con el paso del tiempo fue sumando error tras error sin parar.

Duros trances

El quinto juego del primer set pudo ser decisivo. Y para mal. Se encontró Venus a un paso de hacer bueno un 'break point', pero la red se interpuso en su camino. Fue el primer mal momento para Garbiñe, que de haber cedido su servicio podría haber quedado muy expuesta. Fue a partir de dicho instante cuando poco a poco, de manera silenciosa, fue creciendo la moral de la española, también su juego.

En el séptimo juego ya le costó mucho a Venus superar a Garbiñe, que dispuso de su primera oportunidad para romper el saque de la mayor de las Williams. Empezaba a sudar la veterana tenista, que superó el trance gracias a un error de Muguruza. La española mostró poco después, en todo su esplendor, esa templanza que le ha llevado al triunfo. Estuvo contra las cuerdas. En el décimo juego, Venus tuvo dos bolas para romper el servicio y ganar el primer set, pero fue entonces cuando la mejor Garbiñe apareció para evitar el drama. Espectacular. Después fue un rodillo...

"Aquí quiero estar"

Y partir de ahí, comenzó la exhibición de Muguruza, también el derrumbamiento de Venus. Había perdido dos buenas oportunidades para empezar a acorralar a su oponente y, al no lograrlo, la jugadora norteamericana se vino abajo por completo. En el undécimo juego Muguruza rompió el saque de Williams, que directamente desapareció de la pista. Hasta el final. La española cerró el primer set, para a continuación pasar por encima de Venus.

El segundo set no tuvo historia. Garbiñe se subió a un tobogán y aplastó de principio a fin a una Venus que hizo mutis. La nuestra ya había empezado a templar los nervios antes, mucho más ahora, que con viento a favor veía que su rival se descolgaba del partido. La nacida en Caracas comenzó a desplegar su mejor repertorio, con golpes medidos, mandando en el partido sin contemplaciones. Venus fue literalmente fulminada por una Muguruza que no vaciló esta vez, como hace dos años ante la otra Williams. El ojo de halcón remató la excelsa faena. Es la nueva reina de Wimbledon, una nueva reina en Inglaterra.

"Supe restar a Venus", destacó Garbiñe como una de las claves del triunfo, subrayando que "supe ser agresiva, pero también supe jugar". "Cuando vi las gradas llenas, me dije: aquí quiero estar. Son cosas que me motivan mucho", reconoció la española. Recordó que cuando comenzó su carrera "no me gustaba la hierba. pero me dije, con tu juego puedes hacerlo, y al final me gustó la superficie". "Este año llegué a Wimbledon pensando que estaba lista, y a medida que fueron pasando las jornadas me sentía mejor. Ha sido increíble ver mi nombre impreso en la pared de los ganadores/as del torneo", dijo para acabar una emocionada Garbiñe.

http://www.elconfidencial.com



Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #376 en: Septiembre 07, 2017, 20:26:44 pm »
Garbiñe Muguruza ya es número 1 del mundo
La tenista española alcanzará la primera plaza del ránking mundial el lunes cuando se actualice la clasificación.
La derrota de Pliskova contra Vandeweghe propicia el último salto de la española




Garbiñe Muguruza ha conseguido derribar otra barrera: el próximo lunes será número 1 del mundo. Para llegar a esa posición ha tenido que pasar muchos nervios y esperar que sus rivales por la cúspide mundial. Karolina Pliskova, la última que este miércoles quedaba viva en esa pelea, perdió contra CoCo Vandeweghe y no estará en la final del US Open. Eso quiere decir que la española será, por primera vez, la mejor tenista del planeta.

Muguruza consigue así ser la segunda española en el top mundial, pues Arantxa Sánchez Vicario ya lo logró en los años 90. Conchita Martínez llegó a ser número 2, la mejor posición que hasta el momento tenía la hispanovenezolana. La clasificación se renueva los lunes, así que la tenista, de solo 23 años, tendrá que esperar hasta la próxima semana para poder ratificar lo que ya es un hecho: es la mejor jugadora del mundo.

Para lograr esa posición ha tenido que jugar muy bien. Es más, ha tenido que vencer a Garbiñe Muguruza. Hace unos meses la regularidad estaba entre las cuentas pendientes de la tenista. Era capaz de lo mejor, sin duda, pero también era muy dada a perderse por el camino y encadenar resultados insuficientes para una jugadora que tiene tenis sobrado para ser una de las más grandes del circuito.

La baja de Serena

En los últimos meses la posición de reina del tenis mundial se ha convertido en una carrera muy abierta. El embarazo de Serena Williams, la jugadora con más grandes de la historia, abría la opción a un puñado de jugadoras que aspiran a reinar en los próximos meses. Pliskova fue top, como también lo fue Kerber. Ahora es el turno de Garbiñe.

Los últimos meses de Muguruza han sido excelentes. Si el resto de su carrera se parece a lo ocurrido desde Wimbledon la vida le sonreirá mucho y la historia tendrá un hueco para ella. Ganó en la hierba inglesa, lo cual es ya de por sí uno de los objetivos vitales de cualquier tenista. Después pasó meses jugando bien, condición imprescindible para plantearse llegar al máximo. En el último grande del año ha perdido en octavos, contra Kvitova. Un resultado menor del esperado pero comprensible, pues la checa es una de las grandes jugadoras del circuito y siempre que está bien es una rival muy dura. Cuando sucedió aquella derrota Garbiñe quedó a la espera de dos cábalas.

Svitolina no podía llegar a cuartos, y no lo hizo, perdió también en octavos. Pliskova, que era la vigente número 1, no podía alcanzar la final. La checa lo tenía complicado porque el año pasado ya estuvo en la última ronda en Nueva York. Tampoco lo ha conseguido, CoCo Vandeweghe, verdugo de Garbiñe en Australia, ahora le ha echado una mano. Muguruza ya es la mejor del mundo.

Queda por saber si Nadal podrá estar la próxima semana en la misma posición. Actualmente lo es, pero para mantenerlo necesita estar por encima de Federer en este torneo. En el caso de lograrlo, sería la primera vez en la historia en la que dos españoles reinan en el tenis simultáneamente. Un signo más del desarrollo de este deporte en el país.

http://www.elconfidencial.com
Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #377 en: Septiembre 18, 2017, 22:12:28 pm »
Nadal agranda la leyenda con su tercer US Open en una plácida final contra Anderson
El español, número uno del mundo, gana en Nueva York su decimosexto torneo de 'grand slam'.
No tuvo enfrente rival a la altura de su talento, pero el título vale lo mismo que todos los anteriores.




Quizá no es justo hablar de un trámite, pero en la práctica fue eso más que cualquier otra cosa. Rafa Nadal era favorito en la final del US Open contra Kevin Anderson, casi de una manera abrumadora. Y lo que se vio en la pista no fue más que la interpretación del guion marcado de antemano, un jugador eminentemente superior que tenía una misión y no iba a dejar de hacerla por ningún motivo posible. Con Nadal, las sorpresas suelen ser escasas, no es un tipo que se deja asustar.

Kevin Anderson es un gran sacador. En el resto de su juego se encuentra un tenista aseado, pero poco más. Insuficiente a todas luces para plantarle cara a uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. Escaso, muy escaso, para desafiar a un hombre que resta la bola con suma facilidad, un defensor colosal capaz de detectar y devolver cualquier envío, por duro que sea.

Nadal es, además, un táctico de primer nivel. Cuando entró en la Arthur Ashe, tenía un credo del que no se iba a apear en ningún caso: no precipitarse. El partido, esta vez, no iba a ser más que un cómputo de errores, la capacidad propia para limitarlos, también para forzárselos al rival. Rafa sabía que todos los minutos que pasasen corrían a su favor y que los puntos, cuanto más largos mejor.

Anderson tenía que escapar de eso, pero en ningún momento tuvo opción de hacerlo. Ni siquiera es que Nadal jugase especialmente bien, durante buena parte del primer set se limitó a cumplir, no mucho más. Pero daba lo mismo, las herramientas del sudafricano le han dado para llegar a la final en uno de los cuadros más sencillos de la historia del 'grand slam', pero en ningún caso son suficientes para forzar la posición de una leyenda como el español.

Nadal, en el primer set, iba sacando sus servicios casi sin que el sudafricano le chistase. Cuando Anderson servía, en los momentos en los que el riesgo se suponía mayor, él siempre tenía la manera de contrarrestarle. Consiguió ponerle presión cada vez que empezaba el juego, también porque Rafa es un jugador increíblemente hábil para detectar por dónde va a venir el peligro. Se situaba a varios metros de la línea de fondo, daba por hecho que el bombazo iba a llegar, pero esa posición retrasada no quería decir necesariamente que renunciase a la iniciativa del juego, solo que después de ese arranque iba a contraatacar y a buscarle las cosquillas a Anderson.

Terminó el primer set con 6-3 y la sensación de que Nadal tenía para mucho más. Y así fue, porque en el segundo parcial el resultado fue el mismo, 6-3 también, pero las sensaciones mejoraron. El balear tiene unas piernas superdotadas que le permiten llegar a todas las bolas con facilidad y pegar de parado. Da pasos cortos, pero con una frecuencia altísima. Eso le permite estar siempre equilibrado, tranquilo, pudiendo soltar el brazo tanto de derecha como de revés.

No fue el partido más bonito de la historia del tenis, uno porque no podía, otro porque no lo necesitaba. Hubo poco ritmo y nula incertidumbre, uno que mandaba desde el primer punto y otro que parecía agradecido por el simple hecho de estar allí, a sus 31 años, disputando por fin una final de un grande. En realidad, lo normal es no conseguirlo nunca. Son mayoría los tenistas que soñaron jugar un partido así y no lo hicieron. Kevin Anderson puede decir que jugó contra Nadal una final del US Open, un éxito indudable, una anécdota que contar a los nietos.

Este ha sido el 'grand slam' más sencillo de la historia de Nadal. Es la primera vez, en la era Open, que el campeón no tiene que ganar a ninguno de los 25 primeros jugadores del 'ranking' para ganar el torneo. Ha sido un Abierto de Estados Unidos bastante extraño, desmejorado por las bajas. Pero vale exactamente igual que los otros 15 grandes que están en las vitrinas de Rafa. Es un paso más dentro de la historia de la leyenda, el último granito de arena en un palmarés magnífico. Solo Federer es mejor, el tenis del español es la historia más grande posible.

El legado inacabable de Nadal

Además, el año 2017 es un monumento al deporte, quizás el más grande de todo su legado, aunque no haya sido en el que más haya ganado. Rafa ha vuelto de la nada, de un par de años de irrelevancia y lesiones. Se le dio por amortizado, y con razón, no es tan común ver tenistas que vuelven del lugar en el que en algún momento estuvo el ahora número uno. Pocos esperaban que pudiese haber un año en el que ganase de nuevo dos grandes, pero aquí está, 2017 ha sido ese año. Incluso él mismo ha reconocido por momentos que dudó. Demasiado dolor, demasiados problemas.

El valor de todo esto es incalculable porque define al personaje, su resistencia, la capacidad de sacrificio para reconstruir una carrera que ya se veía en el alambre. Entre las muchas cosas buenas que se pueden decir de este excepcional deportista, quizá la mejor de todas es que nunca se rinde. Se ve en cada partido, en esas veces en las que ha tenido que hacer de tripas corazón para llevarse un encuentro, pero sobre todo se ve cuando se analiza su carrera. Nadal ha caído, se ha levantado, ha vuelto a caer y ha pateado al conformismo hasta alejarlo de su lado. Le ha pasado de todo, pero él nunca pensó que eso significase el final. "Es increíble lo que me ha pasado este año después de dos con muchos problemas de lesiones", resumía Nadal antes de coger la copa de campeón.

Es Nadal un esforzado trabajador. Aunque en los últimos años ha bajado un poco su carga de entrenamientos, cosas de la edad y de la fragilidad de su físico, él sigue destacando por su capacidad de sacrificio. Cuando está en un torneo es sencillo verle entrenar, porque pasa horas y horas en la pista, matizando cosas, ensayando de cara a la gran batalla. Quizás él no tiene el talento de su mayor rival, Federer. No goza de esa facilidad casi irresistible del suizo, que parece no necesitar moverse para someter a sus rivales. A cambio, él ofreció algo más del pueblo, menos aristocrático: trabajo, trabajo y más trabajo.

Esto no debería llevar a engaño, Nadal tiene mucho talento. Decir que es algo menos que el de Federer no es un desdoro. En muchas ocasiones se ha intentado retratar al español como un compendio de esfuerzo, dedicación e, incluso, testosterona. Alguno, incluso, estaba feliz con esa definición, como si ese punto de machada fuera un elemento superior al resto de las cosas. Es cierto que ha sido bravo, pero sin su potente derecha no hubiese conseguido nada. Tampoco lo habría logrado sin esas piernas que le transportan a todas partes en cuestión de décimas de segundos. Ni con el físico que le permite parecer descansado cuando su rival está ya en las últimas. Sí, Nadal tiene mucho de jugador racial, pero para ganar 16 grandes hay que ser, más que nada, un tenista superior.

Y lo que queda por venir, porque Rafa ha logrado inocular en la gente la sensación de que todo esto no ha terminado: 16 grandes, 10 en París, tres en Nueva York, dos en Londres, uno en Melbourne. Mucha cantidad, también mucha calidad. Decenas de partidos muy diferentes, circunstancias cambiantes y una constante sostenida en el tiempo: un jugador para la historia.

http://www.elconfidencial.com


Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos

Desconectado Razor

  • Subcampeón F1
  • *****
  • Mensajes: 934
  • No me gusta el fútbol y menos los toros
    • 'La Autopista Infinita'
Re:Tenis
« Respuesta #378 en: Septiembre 18, 2017, 22:15:01 pm »
US Open 2017, Keys-Stephens: Una heredera para las Williams (3-6 y 0-6)
Sloane Stephens se impone a Madison Keys por 6-3 y 6-0 y se convierte en la nueva campeona del US Open.
La tenista de Florida fue mejor que su rival de principio a fin y mereció una victoria que le consolida como la heredera de las hermanas Williams.




PERSONAJES

Sloane Stephens: Tácticamente completó un partido perfecto. Lo bordó en todas las facetas del juego e hizo de su tenis defensivo un muro insalvable para su rival. La sangre fría con la que jugó y la tranquilidad con la que afrontó el partido fue insultante.

Madison Keys: Le pudo la presión y su tenis agresivo y directo perdió eficacia. No supo cómo contrarrestar el juego de su rival y siempre fue a remolque en un partido en el que mentalmente se hundió ante la adversidad.

NUDO

Primer set: Fueron 30 minutos de juego de fondo de pista en el que se impuso el juego táctico y ordenado de Sloane Stephens. Madison Keys firmó diez ganadores por 17 errores no forzados; mientras la tenista de Florida ejecutó dos ganadores por dos errores no forzados. Un dato demoledor. Sin apenas riesgos, con un tenis de contención y con un juego táctico que rozó la perfección, Sloane Stephens llevó la iniciativa en la pista y en el marcador.

Segundo set: Madison Keys estaba muy tocada mentalmente y su rival no lo perdonó. Como un auténtico huracán, Sloane Stephens se fue a por el partido con ambición y decisión. Las lágrimas casi asomaron en los ojos de la tenista de Illinois, que vio como en apenas 60 minutos de juego se le había marchado una oportunidad única de ganar el US Open. Nunca encontró la forma de desarbolar el juego de su rival.

http://www.eurosport.es


Un pueblo de corderos engendra un gobierno de lobos