Marzo 26, 2019, 01:28:38 am

Autor Tema: NASCAR 2011  (Leído 27044 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Rafael

  • Campeón de F1
  • *
  • Mensajes: 1986
Re:NASCAR 2011
« Respuesta #180 en: Diciembre 22, 2011, 01:00:10 am »
Pues muchos pilotos brasileños de 1ª linea corren en la IndyCar, y hasta hay una carrera en Brasil. En la Indy no creo que le costara mucho encontrar patrocinadores, aunque después de lo de Dan Wheldon, no me extraña que no le dejen correr en la IndyCar.
La Nascar es otra historia, y los brasileños allí no pintan nada. Piquet corre con Camionetas (3ª división) y ha acabdo la temporada 10º, así que con 28 tacos....

Desconectado El Kaki

  • Tetracampeón
  • ****
  • Mensajes: 4327
Re:NASCAR 2011
« Respuesta #181 en: Enero 11, 2012, 17:49:12 pm »
NASCAR 2012: Emoción y espectáculo asegurado



¿Os acordáis del antiguo (lo de antiguo sobretodo para España) símil futbolístico que el fútbol era un deporte en el que jugaban 11 contra 11 y siempre ganaba Alemania? Pues en la NASCAR sucedía lo mismo. Corrían 43 coches carrera tras carreras, pero al final el campeón siempre era Jimmie Johnson. Así durante una increíble racha de 5 años de forma consecutiva. Pero todo cambió en 2011 y ello nos asegura seguir viviendo la emoción hasta el final en 2012.


El pasado año vivimos uno de los finales de temporada más emocionantes de toda la historia no sólo de la NASCAR sino de lo motorsport. Veteranía contra juventud, Chevrolet contra Ford, Stewart contra Edwards. Un segundo de diferencia en meta, empate a puntos y un merecido título para Tony Stewart gracias a sus cinco victorias, todas en el Chase. Fue un final irrepetible, de infarto, pero que deja las apuestas para el título del 2012 más abiertas que nunca.

¿Podrá repetir la gesta Tony Stewart? Hay que recordar que el piloto de 40 años se clasificó para el Chase "in extremis" y sin haber logrado ni una sola victoria en las 26 carreras previas. De hecho, después de haber ganado las dos primeras carreras del Chase de forma consecutiva, muchos expertos seguían sin contar con él para el título y tampoco era el mejor posicionado en las apuestas. Sin duda, el piloto de Indiana tiró de casta, realizó 10 carreras finales de ensueño y jugó a la perfección la baza psicológica contra el favorito, Carl Edwards. Pero un Chase así es excepcional y sus estadísticas han estado en linea con temporadas anteriores, donde si bien se clasificó para la Caza, nunca fue un contendiente al título en las últimas carreras.

¿Volverá Carl Edwards a ser el hombre a batir? Junto a Jimmie Johnson es el hombre más fuerte y regular de la NASCAR. En siete temporadas completas en Sprint Cup ha terminado 4º, 3º y dos veces en 2ª posición final. En 2008 tuvo un año espectacular con 9 victorias, pero 2 abandonos fueron claves para que perdiera el título frente al #48 de Hendrick Motorsport. Quizás por ello pecó de cautela en 2011. No abandonó en ninguna carrera y mejoró su posición media final respecto a 2008 (9'3 vs 9'5), pero nadie contaba con que Tony Stewart podría "cazarle", igualando al piloto de Missouri en puntos y pasando a ser el nº de victorias el factor decisivo para el título. En 2011 Edwards ha aprendido que no se puede ser campeón sin ganar en el Chase. Es la virtud del término medio.



¿Recuperará el trono perdido el todopoderoso duo formado por Jimmie Johnson & Chad Knaus? Durante la pasada temporada aunque las cosas ya parecían que no terminaban de funcionar en el equipo del coche #48 de Hendrick Motorsport, el pensamiento popular era unánime "Cuando llegue el Chase veremos al Johnson de siempre". Pero no fue así. Los problemas vistos durante la temporada fueron reales, reflejándose en el peor Chase de toda su carrera. Personalmente creo que también ha existido algo de agotamiento físico, por todos estos años y por no haber logrado la victoria en algunas carreras en las que luchó duro por ello. La derrota ante su compañero de equipo Jeff Gordon en Atlanta, en una de las batallas más épicas que se recuerdan (ver foto inferior), fue un golpe moralmente muy duro. Pero no olvidemos que los grandes pilotos lo son porque precisamente se levantan más fuertes de las caídas y quizás este año el piloto californiano regrese más motivado que nunca.

Tony Stewart (Campeón en 2002, 2005 y 2011), Carl Edwards (Subcampeón 2008 y 2011) y Jimmie Johnson (Campeón 2006 a 2010) son los principales favoritos, pero tampoco podemos descartar al antes mencionado Jeff Gordon, el piloto con más victorias en la NASCAR de la era moderna (1972-), con la misma edad de Tony Stewart y en la mega estructura de Hendrick Motorsport. Como hemos comentado antes, la victoria en Atlanta demostró a todo el mundo que le sigue sobrando talento y manos para ganar carreras y campeonatos.



Una de las sensaciones en 2011 ha sido Brad Keselowski. En su tercera temporada completa en la Sprint Cup, ha logrado 3 victorias y terminar en el top5 de la clasificación final. Tuvo un grave accidente mientras realizaba unos entrenamientos en el circuito de Road Atlanta sufriendo una fractura de rodilla. Increíblemente, días después se subió a su Dodge Penske #2 y logró la victoria en Pocono, iniciando una racha de buenos resultados que le hicieron clasificarse para el Chase. Sin duda, será uno de los pilotos a tener en cuenta en 2012.
Tampoco faltarán a su cita en la lucha por las victorias y quien sabe si por el título Kyle Busch y Kevin Harvick junto a otro pilotos más irregulares como Matt Kenseth o Kasey Kahne.

Una de las sorpresas positivas este año podría ser el australiano Marcos Ambrose. Campeón de V8 Supercars en 2003 y 2004, ha realizado un final de temporada muy positivo y podría ser uno de los protagonistas en la lucha por por ser uno de los 12 pilotos que competirán en el Chase en 2012.
Junto a todos ellos, debutará en la Sprint Cup con un programa de 10 carreras el fenómeno mediático por excelencia del motorsport USA: Danica Patrick. Si consigue buenos resultados, las audiencias pueden reventar.



Juan Pablo Montoya fue la gran decepción en 2011. El Chevrolet Target #42 del equipo Earnhardt-Ganassi Racing fue un desastre a excepción de su inicio en Daytona. Los resultados no han llegado y no tanto por las manos del piloto sino por los fallos en las estrategias, en los boxes y en la puesta a punto del coche. Por ello el propietario tomó la siempre difícil decisión de cambiar el jefe de equipo, Brian Pattie por Jim Pohlman. A pesar de algunas consecuencias positivas del cambio (mejoras en las estrategias), el inevitable tiempo de adaptación hizo que fuera demasiado tarde para cumplir el objetivo de clasificarse para el Chase. En la fase final del campeonato en el equipo se olvidaron de los resultados y se concentraron en preparase lo mejor posible para la temporada 2012. Esta pretemporada, mejorar el staff técnico ha sido la prioridad, siendo la pieza clave el fichaje de Chris Heroy, procedente de Hendrick Motorsports, como máximo responsable del Chevrolet #42 del piloto colombiano. En 2012 no hay excusas, estar el Chase, sí o sí.
Pero este año no sólo las Sprint Cup Series de la NASCAR merecen llevarse toda la atención. Con toda seguridad tendremos la temporada 2012 con más seguimiento en toda la historia de las Nationwide Series. Danica Patrick, Austin Dillon, David Pastrana y Nelson Piquet Jr. serán los nombres propios del campeonato que visitará entre otros circuitos el trazado Gilles Villeneuve de Montreal.



Por tanto, tenemos un buen puñado de grandes pilotos, de todas las edades y todos ellos favoritos al título. Tenemos a las grandes marcas americanas luchando entre sí por las victorias (Chevrolet, Penske, Dodge y Ford). Tenemos circuitos de todo tipo; desde el impresionante superspeedway de Talladega al corto y ruidoso Bristol Speedway con más de 150000 personas rugiendo al son de los motores. Desde los míticos óvalos de Daytona e Indianapolis hasta el circuito "made in USA" por excelencia: Watkins Glen o un circuito F1 como el Gilles Villeneuve.

http://www.boxgp.com/nascar/item/1494-nascar-2012-emoci%C3%B3n-y-espect%C3%A1culo-asegurado

La vida es una carrera a contrarreloj, llena de curvas y donde se necesita experiencia para saber donde frenar y donde acelerar.