Marzo 22, 2019, 07:22:59 am

Autor Tema: Curiosidades de la F1  (Leído 15347 veces)

0 Usuarios y 2 Visitantes están viendo este tema.

Desconectado angelg2f1

  • Campeón de F1
  • *
  • Mensajes: 1647
  • Seguidor de la F1 desde 2007
    • F1 CAST ALO
Re:Curiosidades de la F1
« Respuesta #80 en: Noviembre 05, 2014, 22:31:33 pm »
La huelga de pilotos en Kyalami 1982

"Creo que asumir más riesgos es lo que diferencia a los pilotos más rápidos de los quizá no tan rápidos" - Lewis Hamilton

Twitter: @angelg2f1

Desconectado Mekola

  • Campeón de F1
  • *
  • Mensajes: 1053
  • F1
Re:Curiosidades de la F1
« Respuesta #81 en: Septiembre 30, 2016, 01:06:32 am »
Y no podía faltar Red Bull Superman Monaco 2006





Hay una anécdota graciosa al respecto de este diseño especial. Coulthard en Mónaco alcanzó el podio con el Red Bull,
y entonces Christian Horner, jefe de equipo, ¿por una promesa? se arrojó a la pileta de Montecarlo ataviado
sólo con la capa de Superman...

Desconectado Mekola

  • Campeón de F1
  • *
  • Mensajes: 1053
  • F1
Re:Curiosidades de la F1
« Respuesta #82 en: Septiembre 30, 2016, 01:13:18 am »
Respecto de una de las primeras curiosidades, debido a que el podio está ahora todo "ensamblado" y las banderas ya no se ondean más, sino que se proyectan, ahora la F1 tiene un podio mucho más sofisticado que antes.


Los apéndices al reglamento de la FIA que rige el Mundial de Fórmula 1 son realmente originales, especialmente el que hace referencia a todo lo que rodea el pódium y la entrega de premios, donde todo está estrictamente milimetrado. He aquí diez de las normas que regulan lo que pasa tras la bandera de cuadros.

2. Cuando comienza la ducha de champagne de los ganadores, debe sonar una música predeterminada. Esa sintonía no comenzará hasta que las autoridades que hayan hecho entrega de los premios abandonen el pódium.

La música predeterminada del punto dos, a la hora de la ducha del champagne, es la obertura de la ópera "Carmen" de Georges Bizet.
Cuando estaba la Fórmula 3000, la música predeterminada para esa categoría era el "Himno a la alegría" de Ludwig van Beethoven.